Muere en Bolivia tras ser atada a un árbol con hormigas venenosas

06.01.2017 | 03:44

Una boliviana de 52 años murió tras sufrir el ataque de las hormigas venenosas que anidaban en un árbol al que fue atada junto a sus dos hijos por una turba que los acusó de intentar robar automóviles. El linchamiento se produjo el pasado sábado, 31 de diciembre, en la localidad amazónica de Caranavi, a 156 kilómetros al noreste de La Paz. La mujer y sus hijos fueron golpeados y atados por la turba a un "palo santo", que es el árbol donde anidan las hormigas, tras ser acusados de intentar robar vehículos. Las víctimas lo niegan, y dicen que fueron a la localidad a cobrar una deuda. La mujer murió después de que las hormigas le picaran en la tráquea, provocando una inflamación que le impidió respirar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine