17 de febrero de 2017
17.02.2017
Malos tratos

Juzgan a una madre por forzar a su hija a comer heces

Fue la venganza de los padres, de origen rumano, por una denuncia que les puso la menor en Madrid

18.02.2017 | 03:51

La Audiencia Provincial de Madrid juzgará el próximo martes a una madre de nacionalidad rumana por no impedir que el padrasto de su hija la obligara a comer heces por haberles denunciado ante la Policía después de encerrarla en su habitación durante unos días en diciembre de 2015.

Marius P. y Marcela P. se sientan en el banquillo por dos delitos de detención ilegal, un delito de malos tratos en el ámbito familiar y un delito contra la integridad moral. El Ministerio Público solicita una pena de doce años y seis meses de prisión para ella y de cinco años para él, en función de los delitos atribuidos a cada uno de ellos.

El fiscal detalla en su informe de calificación el acusado, el día 4 ó 5 de diciembre de 2015, se valió de un hermano de la víctima para conseguir que ésta se subiera en un coche que conducía padrastro de la víctima, donde fue introducida a la fuerza y contra su voluntad.

La joven, que ignoraba donde la conducían, fue llevada hasta el lugar donde se encontraba su madre, Marcela P., en la madrileña localidad de Getafe. Una vez allí, fue encerrada en su habitación con llave hasta que el 7 de diciembre la joven logró escapar y denunciar los hechos.

Nueva detención ilegal


Meses después, el 14 de abril de 2016, la acusada, estando la víctima en el centro de acogida 'Torremocha del Jarama', en Torrelaguna, y habiendo contactado con ella a través de internet, quedó con ella en la citada localidad, en la parada de autobús sobre las diez de la mañana.

Una vez se hubieron reunido, fue obligada nuevamente a subirse al vehículo que conducía el acusado y fue conducida a un descampado contra su voluntad.

En dicho paraje, se bajaron todos del vehículo y la recriminaron que les hubiera denunciado por el anterior encierro. El acusado le dio una bofetada y una patada en la parte trasera, cayendo la muchacha sobre un charco.

Una vez en el suelo, sus agresores la obligaron a coger heces del suelo, haciéndoselas comer, mientras le decían: "¡No hables; coges la caca y te la comes!", todo ello en presencia de la madre de la menor, que no hizo nada para impedir la agresión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Sucesos

Tres muertos al estrellarse una avioneta en Málaga
Tres muertos al estrellarse una avioneta en Málaga

Tres muertos al estrellarse una avioneta en Málaga

El aparato cayó a una zona montañosa este sábado - Las víctimas son de nacionalidad alemana

Herido un montañero en los Picos al clavarse un piolet en la ingle

Herido un montañero en los Picos al clavarse un piolet en la ingle

El hombre, de 53 años, lesionado al sufrir una caída cerca del refugio viejo de Vegarredonda, fue...

Al menos 24 muertos, nueve de ellos menores de 14 años, en un corrimiento de tierras en Kirguizia

Al menos 24 muertos, nueve de ellos menores de 14 años, en un corrimiento de tierras en Kirguizia

Al menos 24 personas pueden haber muerto en un corrimiento de tierras registrado en un pueblo del...

El TS anula el despido de una maestra de un colegio religioso tras una ´in vitro´

El colegió alegó problemas económicos para el cese, pero el Supremo no lo considera una causa...

Desaparece una joven española en Turquía que huía del padre de su novia

La joven había sido amenazada de muerte por el hombre, que no aprobaba la relación homosexual

Jimena y su novia vuelven a Málaga: "Estamos bastante aturdidas, pero bien"

Ambas se encuentran "muy cansadas por el calvario que han vivido" en Turquía

Enlaces recomendados: Premios Cine