20 de agosto de 2017
20.08.2017

Desaparece en una inmersión para ver el pecio del "Neretva" en Ribadesella

Salvamento Marítimo y los submarinistas de la Guardia Civil buscan al odontólogo Arístides Bécares, de 56 años y vecino de Guecho (Vizcaya)

20.08.2017 | 10:45
Desaparece en una inmersión para ver el pecio del "Neretva" en Ribadesella
Desaparece en una inmersión para ver el pecio del "Neretva" en Ribadesella

Un odontólogo vizcaíno, Arístides Bécares Rivera, de 56 años, está desaparecido desde las diez y cuarto de la mañana de ayer, al no regresar de una inmersión para ver el pecio del "Neretva", buque de bandera yugoslava hundido hace justo 25 años frente a las costas de Ribadesella. Salvamento Marítimo inició una operación para rescatar al médico, natural de Baracaldo, aunque residente en Guecho, a la que se sumaron en la tarde de ayer submarinistas del GEAS de la Guardia Civil. El rastreo, muy dificultoso, ya que requiere sumergirse a más de cincuenta metros, se suspendió a última hora de la tarde y se reanudará esta mañana.

Bécares y sus seis compañeros, todos ellos avezados buceadores, se acercaron al punto donde se halla el pecio del mineralero "Neretva" a bordo del catamarán deportivo "Ereba", con base en Ribadesella. Hacia las nueve de la mañana iniciaron la inmersión, que iba a durar una hora. Los seis compañeros del doctor regresaron a la superficie y entonces se dieron cuenta de que Bécares no se hallaba con ellos. A las diez y cuarto se dio aviso a Salvamento Marítimo, que movilizó el helicóptero de Salvamento Marítimo, el "Helimer Cantábrico", así como la Salvamar "Sant Carles", con base en Llanes, y el remolcador "Alonso de Chaves". El rastreo de estos medios no dio resultado alguno y ya por la tarde se incorporaron los buceadores de la Guardia Civil, mientras en el puerto de Ribadesella, totalmente hundidos, esperaban familiares y compañeros del odontólogo desaparecido. Los miembros del cuerpo de la Benemérita hicieron varias inmersiones que no permitieron localizar al desaparecido, presumiblemente fallecido. El ascenso desde profundidades tan grandes debe realizarse de forma muy lenta, para una adecuada descompresión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine