12 de septiembre de 2017
12.09.2017

Condenado a un año de prisión por abusos sexuales a una niña de 13 años por Whatsapp

Le pidió que le mandase fotos desnuda y le propuso quedar para tener relaciones completas

12.09.2017 | 12:49
Condenado a un año de prisión por abusos sexuales a una niña de 13 años por Whatsapp

El juzgado de lo Penal Nº 3 de Vigo condenó ayer a un hombre residente en Vigo a un año de cárcel por un delito de abuso sexual sobre una menor de 13 años de edad, a la que, a través de la aplicación de mensajería instantánea Whatsapp, le pidió fotos desnuda y le propuso verse a solas para mantener relaciones sexuales. La niña rechazó tanto el envío de imágenes de carácter sexual como el encuentro.

En la vista oral, resuelta por conformidad, también se le han impuesto al abusador dos años de alejamiento a 500 metros e incomunicación con la víctima. Si cumple estos dos requisitos y no delinque durante esos dos años, se le suspenderá la pena de prisión.

De acuerdo con el escrito de conclusiones provisionales de la Fiscalía, el hombre, residente en Vigo, mayor de edad y sin antecedentes penales, se valió de su amistad con la madre de la víctima para entrar en contacto con ella. Al menos desde mediados de mayo a mediados de junio de 2016 "mantuvo múltiples conversaciones" con la chica a través de la citada aplicación de mensajería.

"Guiado por un ánimo libidinoso y con el propósito de satisfacción sexual, le pedía que se fotografiase desnuda y le enviara las fotos", según el Ministerio Fiscal, que constata esas peticiones en dos conversaciones distintas, el 16 y el 17 de junio. No consta que la niña le enviara imagen alguna, aunque él sí le hizo llegar fotografías suyas en las que aparecía desnudo.

En otros diálogos los días 3, 4, 15 y 16 de ese mismo mes, siempre a través de Whatsapp y con el citado "ánimo libidinoso", el condenado le propuso a la menor encuentros en su domicilio, "con el único objeto de mantener con ella relaciones sexuales completas", pero la víctima no accedió a verse a solas con él.

El juzgado de instrucción Nº 5 de Vigo, el primero en conocer del caso, ya había dictado en julio del año pasado un auto de prohibición de acercamiento a menos de 500 metros y de comunicación del entonces acusado a la menor.

Finalmente, el juzgado de lo Penal decidió rebajar las penas que solicitaba la Fiscalía en sus conclusiones provisionales. El Ministerio Fiscal pedía dos años de prisión, que quedaron en uno con posibilidad de ser suspendido.

También solicitaba que la prohibición de acercamiento y comunicación se prolongase durante un tiempo de tres años, que en la vista de hoy se han rebajado a dos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine