Presidenta del Colegio | Oficial de Arquitectos

Una figura clave en el urbanismo

23.11.2016 | 03:39
Una figura clave en el urbanismo

El pasado 21 de noviembre fallecía el abogado urbanista, a la vez que compañero de trabajo, Luis Carlos Iglesias García de Vicuña. Para los que no tuvisteis la suerte de tratarlo, (difícil, pues era "nuestro arquigado"), deciros que os habéis perdido tratar con una gran persona a la vez que un inmejorable profesional.

Figura imprescindible del urbanismo asturiano, desde que en 1982 se viniera de Barcelona llamado por el entonces Consejero de Ordenación del Territorio y Vivienda, Arturo Gutiérrez de Terán Menéndez-Castañedo, para ocupar el puesto de Director de Urbanismo. Fuera lo que fueras a preguntarle, siempre tenía una repuesta. Con su inteligencia innata y mucho trabajo metódico detrás, siempre enlazaba tu cuestión con alguna experiencia previa que servía de hilo conductor para dar solución al problema que le planteabas.

Inteligente, creativo, siempre dispuesto... parecía imposible que tras esa mesa llena de papeles, aparentemente desordenados, tuviera esa cabeza privilegiada que solo pocos tienen la suerte de disponer. Conocía y respetaba nuestra profesión y a sus profesionales, colaborando con nosotros en muchas ocasiones. Participó en infinidad de planeamientos, generales y de desarrollo, entre los que destacaría su intervención, junto a Ramón Fernández-Rañada Menéndez de Luarca, en el Plan General de Gijón y todos los trabajos desarrollados para Sogepsa. Daba una consistencia jurídica tal a todos los documentos en los que trabajaba que solía presumir, dentro de su timidez y no sin razón, que en estos tiempos de judicialización del planeamiento a él no le anularon ni uno sólo de los planes en los que había participado.

Siempre dispuesto a colaborar, daba igual que fueran vacaciones que fiestas de guarda, este Colegio Oficial de Arquitectos de Asturias, COAA, al que hoy represento, le debe mucho. Siempre que se le ha llamado a participar en algún grupo de trabajo acudía y aplicaba su inteligencia a la mejora de nuestra profesión. Brillante es su última aportación al Colegio Oficial de Arquitectos, en el verano de 2015, en la elaboración de un documento para el Ayuntamiento de Llanes, titulado Estrategia general de redacción, tramitación y aprobación, donde manteniendo la tesis de que hoy en día es prácticamente imposible aprobar un Plan General en el que la ordenación territorial sea el fin y no una subordinación de las políticas sectoriales. Como brillante es también su aportación al documento elaborado en 2011, junto a otros compañeros, denominado Asturias hacia un planeamiento con futuro.

Sirva esta necrológica como ese homenaje profesional que nunca tuvo en esta tierra porque, desgraciadamente, a veces confundimos lo importante con lo urgente y no fuimos capaces de poner en valor públicamente su figura.

Hoy los urbanistas asturianos estamos de luto. Echaremos de menos el grato esfuerzo que suponía argumentar a su altura. Descanse en paz.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine