11 de noviembre de 2016
Fondo Norte

Recuerdos en una larga espera

Sorprende que ahora se eche de menos a un pivote y no se haya visto la necesidad en verano

11.11.2016 | 03:43

Metidos en la harina de las derrotas, los rojiblancos no ganan los amistosos. La derrota ante el Alavés en Avilés añade síntomas de preocupación al amplio mundo rojiblanco. El presidente Javier Fernández afirma que la situación no es preocupante, que han hablado con los capitanes y que se han comprometido a sacar la situación adelante. Hace días, con motivo de otro parón liguero, el Sporting ganó a la Real Sociedad, resultado que calmó un tanto los índices de alarma, algo que no ha sucedido con el amistoso del miércoles.

El partido del Suárez Puerta provoca una nueva, y breve, sintonía con el admirado canal historia. El amistoso trae a la memoria un Real Avilés-Alavés en un frío día de Reyes, con cuatro grados bajo cero en los termómetros, nada menos que con Jorge Valdano en las filas del equipo vitoriano. Era un partido de Segunda División que terminó con un claro cuatro a cero a favor de los locales. Las emisoras dieron cuenta de que fue la temperatura más baja registrada en aquella ya lejana jornada liguera en toda España.

Este recuerdo coincide con la afirmación del exlateral Arturo, Arturín para el aficionado medio, que aseguraba ayer en este periódico que el equipo rojiblanco de la temporada 1990-91 "es uno de los tres mejores de la historia". No habrá muchos motivos para llevar la contraria al exjugador rojiblanco, que llegó a jugar 110 partidos con la camiseta rojiblanca, cifra que ahora les cuesta mucho a los futbolistas de hoy, que van y vienen con enorme facilidad. En efecto, a la vista de la fotografía que acompaña el precioso reportaje de Mario D. Braña se comprueba el poderío de aquellos rojiblancos. Desde Juan Carlos Ablanedo, quien, según el más fino analista de la época, garantizaba la permanencia, a Luis Enrique, aquel equipo se plantó por última vez en la Copa de la UEFA, con victoria final en Valencia, necesaria para alcanzar el objetivo europeo.

La espera del regreso a la Liga se hace larga, y más con la actual situación rojiblanca, que "no es preocupante", en palabras del primer mandatario, quien confiesa que el club tiene dinero para contratar un pivote en el próximo mercado de invierno. El anuncio sorprende porque la necesidad del pivote se veía en verano, y antes del verano. En los días en que se cuestionan muchos de los mil fichajes realizados, queda como raro que un puesto tan decisivo en el fútbol moderno haya quedado desabastecido. Hay otros puestos que están igual, pero no son el caso, damas y caballeros, señoras y señores diputados.

La espera por la Liga se hace larga, pero se hace más llevadera con los recuerdos de Arturo o las imágenes "vintage" de TVE dedicadas a la trayectoria de Quini en las que aparecen las estrellas de aquellas épocas. Es un consuelo. Como lo es recordar al inolvidable Rovi, que en situación parecida sentenció: "Sin llegar a ser estoicos, no perdamos la serenidad". Pues eso.

Y, claro, siempre las buenas costumbres; si pregunto, ¿molesto?: ¿qué planes tiene Esuperio para buscar el pivote que se echa en falta y que llegará en invierno? A ver por dónde sale. Próxima parada, Capuchinos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine