20 de mayo de 2017
20.05.2017
En canal

Programas trans

20.05.2017 | 04:24

Se denominan "programas transmedio", o simplemente "programas trans", a aquellos espacios cuya identidad de medio no se corresponde con el medio que los está emitiendo. Desde que Marshall McLughan enunciara en los años 60 la famosa sentencia según la cual "no se nace programa de televisión, se llega a serlo", se ha prestado cada vez más atención a espacios que abiertamente proclaman su falta de identidad con el medio en el que se encuentran y el deseo de que se les considere programas de otro medio. Un ejemplo claro es "Yu", el exitazo radiofónico que conduce a diario Dani Mateo en LOS40, y que nunca ocultó su auténtica identidad de medio televisiva: "desde el comienzo cuidamos tanto el audio como los aspectos visuales. Usamos imágenes en el estudio. A veces hacemos gags muy visuales. Nos siguen tanto en youtube como en LOS40". No es el único programa trans: "La vida moderna", en la cadena SER con David Broncano, Quequé e Ignatius, ha proclamado también su verdadera identidad de medio: "somos un programa de televisión que ha nacido en un medio equivocado".

La aparición de programas transmedio ha provocado un gran revuelo social. La asociación ultraconservadora "Háztelo ver" recorre España con un autobús que afirma "La televisión tiene imágenes; la radio tiene sonido" entre acusaciones de transmediofobia. También comienza a levantarse el velo sobre los programas transmedio en televisión: "Los desayunos de RTVE" afirma sentirse un programa de radio, y ha declarado que "basta ya de ocultar la realidad de los programas trans entre los informativos. Alcemos la voz y visibilicémonos. Todas las cadenas, incluso las más conservadoras, tienen programas trans". Alfredo Urdaci ha negado que esa afirmación se refiera a "La contra", el nuevo programa supuestamente humorístico de 13tv que ya nació entre rumores de su transmediaticalidad radiofónica: "'La contra' es un espacio cismedio, en consonancia con la línea editorial de esta casa". La Conferencia Episcopal, por su parte, recuerda el carácter profundamente desordenado de los programas trans.

www.antoniorico.es

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine