El retorno de un videojuego clásico
 

«Grand theft auto», vuelve la revolución

Crítica y jugadores se rinden a la cuarta entrega de la mítica saga, que mantiene intactas sus dosis de violencia y la libertad de movimientos

29.04.2008 | 02:00
Un anuncio de «Grand theft auto IV» en Los Ángeles.
Un anuncio de «Grand theft auto IV» en Los Ángeles.

Madrid, OTR / Press


Se ha hecho de rogar tras un retraso de seis meses y un desarrollo de cuatro años, pero al fin está aquí. La cuarta entrega de «Grand theft auto», la saga que inventó los «sandbox» o «free roaming» -títulos que ofrecen una ciudad entera que recorrer-, llega a Xbox 360 y Playstation 3 con el juego on-line como novedad más llamativa. Pero hay más, mucho más. «GTA IV» presenta la ciudad virtual más viva de los videojuegos, siempre acompañada de una abrumadora libertad de acción y una calidad técnica sin precedentes. La crítica ya lo ha encumbrado con unánimes sobresalientes y ahora le toca al jugador... Bienvenido a Liberty City.


Niko Bellic ha llegado a una ciudad de los rascacielos digital, una suerte de Nueva York rebautizada para evitar polémicas. Liberty City es una inmensa urbe repleta de rascacielos, oportunidades y promesas de una vida mejor. Bellic, ex miliciano yugoslavo, ha aterrizado en ella para cumplir el sueño americano. Sin embargo, su sueño no se parece tanto a los de la mayoría de inmigrantes que llegan a Estados Unidos como a los de Al Pacino en «Scarface» o Marlon Brando en «El Padrino»: ser los reyes del hampa.


Así pues, los componentes de Rockstar North, creadores del juego, han mantenido la fórmula de «Grand theft auto» intacta: el protagonista se reúne con alguien -o le llama por su móvil- y éste le envía a hacer un «trabajito» para que, así, su reputación e influencia como gángster vayan subiendo enteros. El jugador, a los mandos de Bellic, debe moverse por toda Liberty City para ir cumpliendo los encargos que se le encomiendan: ejecutar asesinatos, persecuciones de coches, atracar un local, recuperar una mercancía, proteger a alguien...


Pero la variedad, cantidad y diversión de las misiones de «Grand theft auto IV» no son la clave de su desarrollo, ya que si algo ha caracterizado a esta saga es la libertad de acción que deja al usuario. En lugar de ser una aventura lineal, en la que se van presentando misiones sin más, «GTA» ofrece un escenario que el jugador puede recorrer a su antojo, seleccionando varias de las tramas argumentales abiertas, optar por realizar misiones secundarias, buscar un trabajo, jugar a los bolos, al billar, a los dardos... «Podrían ser juegos en sí mismos, pero el en el mundo "GTA" son simplemente un extra», explica la web especializada «Gametrailers.com» sobre las posibilidades adicionales a la trama de este esperado videojuego.


Por supuesto, Rockstar no ha huido de la polémica que siempre ha acompañado a su juego y este «Grand theft auto», mantiene intactas sus dosis de violencia y sangre, las que, por otro lado, cabían esperar en un videojuego basado en el mundo de la mafia.


Las posibilidades y libertad de la saga «Grand theft auto» parecían prácticamente insuperables gracias al buen hacer e imaginación que Rockstar North ha demostrado en cada una de las entregas anteriores (III, Vice City, San Andreas...), por no hablar de su duración casi interminable. Para terminar de rizar el rizo, el juego on-line ha hecho su irrupción en la franquicia con varios modos juego para hasta 16 jugadores. Tal es la presencia de internet en el juego que «GTA» cuenta con su propia red y Niko Bellic puede ir a cibercafés, mirar sus mails y hasta entrar en redes sociales ficticias para ligar.


Las buenas propuestas de este juego no habrían supuesto el retorno por la puerta grande de la saga sin un entorno gráfico sobresaliente y la mejor ciudad creada jamás para un videojuego. Si «GTA III» significó la ciudad virtual más grande y libre del ocio digital, «GTA IV» debía ir un paso más allá, no sólo de su precedente, sino también de la competencia. Y la crítica parece unánime: lo ha conseguido.


Asimismo, el apartado sonoro ha sido cuidado al máximo, con cientos de canciones reales divididas en 19 emisoras que tocan todos los estilos: pop, rock, electrónica, clásica, reaggetton, hip-hop, house... en un reflejo de la multiculturalidad del clon de Nueva York que es Liberty City.


Hablando de series de videojuegos clásicos, por otro lado, una de la sagas de mayor éxito de la pasada generación de consolas ha iniciado oficialmente su camino a las actuales máquinas, «Príncipe de Persia». La saga que nació en 1989 de la mano de Jordan Mechner, irrumpió en PS2, Xbox y Gamecube con una entrega que se convirtió en una trilogía y que acaparó premios de la crítica. Ubisoft anunció que está previsto el lanzamiento del nuevo «Príncipe de Persia» el próximo verano para Xbox 360, Playstation 3 y PC.

Enlaces recomendados: Premios Cine