Tina Turner vuelve a los escenarios tras ocho años de ausencia «Los crímenes de Oxford», la película más taquillera de 2008 Santiago Auserón edita sus éxitos con una orquesta de jazz Miyamoto, el personaje más influyente del año para la revista «Time» Los ladrones de identidades atacan las redes sociales

06.05.2008 | 02:00

La veterana cantante estadounidense Tina Turner volverá a los escenarios este otoño, en lo que será su primera gira desde 2000. La gira se iniciará en Kansas el 1 de octubre y recorrerá cuarenta ciudades de Estados Unidos. Existe la posibilidad de que se incorporen otras citas en Europa y otras ciudades del mundo.


Las películas «Los crímenes de Oxford», de Álex de la Iglesia, con 8 millones de euros de recaudación y 1.370.132 espectadores; «10.000», con más de 7,7 millones y 1.329.184 espectadores; y «Mortadelo y Filemón. Misión: salvar la Tierra», con 7,5 millones y 1.316.065 espectadores, son las más taquilleras de 2008 en España, según el Ministerio de Cultura. Pese a que en enero y febrero el cine nacional sufría un repunte, con el 26 por ciento de cuota de mercado, esa tendencia ha parado, ya que en marzo la cifra fue del 5 por ciento y del 13 en los días de abril contabilizados, hasta el 27.


Santiago Auserón lanza su nuevo trabajo discográfico, un álbum en directo con la «Original Jazz Orquesta» del Taller de Músics de Barcelona, en el que incluye algunos de sus éxitos como Juan Perro junto con canciones míticas de «Radio Futura». La grabación recoge el concierto del 16 de septiembre de 2007 en Palma de Mallorca.


La revista «Time» ha designado los personajes más influyentes del año y, en el campo de los videojuegos, la palma se la ha llevado el diseñador, productor y director Shigeru Miyamoto. Es una de las cabezas más visibles de Nintendo y el creador de sagas tan populares como Mario, Donkey Kong o Zelda y del mando de detección de movimiento de la consola Wii.


Los ladrones de ciberidentidades han comenzado a atacar las nuevas y populares redes sociales, myspace, facebook o tuenti. El sistema más habitual es el «phising», simular una página que parece la del sitio al que el internauta quería dirigirse, pero preparada para robar datos. Por un link a su correo electrónico, el usuario encuentra un e-mail de la falsa red social y, sin saberlo, entra en ella e introduce sus datos. Otro sistema es hacer brotar banners con supuestos servicios que proponen cambiar todo el aspecto de la página de la red social del usuario, aunque su objetivo es robar datos.

Enlaces recomendados: Premios Cine