El Potrillo de México levanta pasiones

16.05.2008 | 03:09
El Potrillo de México levanta pasiones
El Potrillo de México levanta pasiones

Se trataba del preámbulo a las grandes actuaciones del verano que se preparan en Gijón, como cada año. Sin embargo, el hecho de ser un día laboral, en pleno mes de mayo, y con un tiempo bastante inestable, no hizo decaer el ánimo a la gente para apoyar al cantante mexicano Alejandro Fernández, hijo del popular intérprete de rancheras Vicente Fernández. El Palacio de los Deportes de La Guía se vio abarrotado desde tempranas horas, llegando aún gente (pocos, eso sí) incluso habiendo ya comenzado el concierto, con quince minutos de retraso. La gente, nerviosa e impaciente, aplaudía y reaccionaba ante cualquier estímulo, ya fueran imágenes del cantante por las dos pantallas frontales de televisión o breves fogonazos de luz que preludiasen la muy esperada presencia del mexicano. Y tras una breve introducción instrumental de la banda, finalmente, apareció.

La música de Alejandro se mueve en varios ámbitos, como así demostró en la estructura de su largo recital (algo más de dos horas y media) donde dejó ver su faceta más pop y, por otro lado, su alma más tradicional, con una formación mariachi que incluía cuerda frotada, viento metal y percusión. Dentro del repertorio pop, es de agradecer esa alternancia de ritmos lentos, baladas a medio tiempo con sutiles arreglos más cercanos al rock y piezas rápidas más bailables con numerosos ecos latinos y sección de metales de refuerzo. No faltaron éxitos como «Me dediqué a perderte» o «Yo nací para amarte», al igual que algunas de sus canciones más recientes como «No se me hace fácil» o «Eres», cuyo videoclip se ha estrenado hace bien poco, pertenecientes a su último trabajo editado el pasado año, Viento a favor. En la parte dedicada al repertorio de canciones populares mexicanas, ataviado con la vestimenta típica y banderas del país inundando la escenografía, Alejandro recordó varias rancheras y boleros de sabor hispanoamericano, como «Jalisco no te rajes», «Guadalajara», «Si nos dejan», «México lindo» o «El rey», una pieza tributo al popular creador mexicano que convirtiese ya en un clásico su padre.

El cantante supo entablar contacto con el público asturiano en todo momento. Celebra, con esta gira, una trayectoria musical de 15 años que ha combinado con la interpretación cinematográfica. Su voz se mostró plena en todo momento y supo estar a la altura de lo esperado en todo momento, si bien es verdad que en ocasiones el sonido acababa un tanto saturado y ello impedía entender bien algunas letras de sus piezas. Diversas generaciones se citaron en un concierto que no defraudó en absoluto a los numerosos seguidores del cantante y a los amantes del pop latino que combina registros festivos con otros más intimistas.

El cantante mexicano Alejandro Fernández disfrutó ayer de una ciudad en la que siempre ha gozado de un recibimiento extraordinario. Tras el éxito del concierto que el miércoles abriera en el Palacio de los Deportes de Gijón su gira «Viento a favor», el artista, alojado en el hotel Tryp Rey Pelayo, solicitó un coche para moverse a sus anchas y disfrutar de los placeres de la ciudad. Esta noche actuará en el Coliseum de La Coruña.

Enlaces recomendados: Premios Cine