Protestas

La BBC las prefiere jóvenes

La emisora pública británica ha recibido numerosas quejas del público y de los políticos por sustituir a sus presentadoras de más edad

20.07.2009 | 13:09

Las periodistas Moira Stuart, de 59 años, y Anna Ford, de 65, han acusado a la BBC de discriminarlas y algo parecido ha ocurrido con Arlene Phillips, de 66, juez de un concurso de danza, que ha sido sustituida por una cantante pop de 30.

Alrededor de dos mil personas han escrito a la emisora para protestar por esta sustitución en uno de los programas más populares de la BBC.

La propia vicepresidenta del gobernante Partido Laborista y ministra para la Igualdad, Harriet Harman, creyó oportuno intervenir la semana pasada en la Cámara de los Comunes para reclamar la vuelta de esas mujeres a la pequeña pantalla.

La veterana periodista Jake Bakewell, de 76 años, entregó una carta de protesta al director general de la emisora, Mark Thompson, según informa hoy el diario "The Daily Telegraph".

"No salen en televisión mujeres de cabellos canos, igual que vemos a hombres. Es como si hubiesen desaparecido totalmente", se queja Bakewell en su carta.

"La televisión tiene una enorme influencia y la ausencia de mujeres de cierta edad es dañina. Se da la impresión a las mujeres de que tendrían que teñirse el pelo si quieren aparecer", señala la periodista.

Una alta ejecutiva de la emisora pública ha sido también criticada por referirse a los presentadores veteranos, en este caso hombres, como "silverbacks" (espaldas plateadas), término que se utiliza para describir a los gorilas maduros.

Emma Swanin, responsable de los documentales de la BBC, explicó en una reunión con productores que la emisora quiere más programas para los jóvenes y puso el ejemplo de una nueva seria dedicada a las artes presentada por un joven y no "uno de esas espaldas plateadas".

Según el ex líder del Partido Demócrata Liberal Sir Menzies Campbell, de 68 años, las palabras de Swanin reflejan una cultura superficial de obsesión por la juventud que parece marcar últimamente a la BBC.

"Las espaldas plateadas son los ancianos de la tribu, personas con experiencia y juicio", dijo Campbell.

Según él, si hubiese habido más de esos, no se habrían producido escándalos como el protagonizado recientemente por dos de los presentadores mejor pagados, que se burlaron en público de un viejo actor y uno de ellos alardeó de haberse acostado con su nieta.

Enlaces recomendados: Premios Cine