El Trasluz rafael torres El fascismo es eso

14.05.2008 | 02:00
El Trasluz rafael torres El fascismo es eso
El Trasluz rafael torres El fascismo es eso

Diríase que los muertos de Birmania no pertenecían, de vivos, ni al Tercer Mundo, sino a otro más lejano y abisal, invisible para el ojo humano, desprendido del estadillo o la escaleta de los mundos. Nunca tantos muertos, tanta desgracia, tanta devastación generaron en la Tierra tanta indiferencia, ni siquiera aquella espantosa carnicería de Ruanda, aquel millón de muertos a mano, a machetazos, que, más que indiferencia, generó toneladas de pasividad. Pero, cómo vamos a considerar nuestras a todas esas víctimas birmanas del lado fascista de la naturaleza si ni sus verdugos, enteramente adscritos al lado fascista de la condición humana, esto es, los militares que gobernaban a esos muertos y aún hoy a los que van a morir, las consideran suyas, contraviniendo incluso la perversa lógica de la dominación y del sadismo. El desprecio que los muertos birmanos de la tempestad inspiran a esos criminales de uniforme sólo es comparable al que le inspiran los vivos.


Sabemos que esos bandidos han estado impidiendo la llegada de la ayuda internacional a las víctimas, ese teatrillo de mantas y leche en polvo con que los países ricos se lavan en estos casos la conciencia, y también sabemos de su latrocinio y de la mano de hierro, estranguladora, con que aherrojan a su pueblo, pero no sé si nos hemos preguntado alguna vez quién les arma, quién pone en sus manos las herramientas para su tiranía. Si nos lo preguntáramos, averiguaríamos que algunos de los que les venden armas son los mismos países que mandan leche en polvo y mantas a sus víctimas, y entonces todos esos muertos remotos, innominados cobrarían identidad ante nuestros ojos, una identidad de víctimas que nos señalan con el dedo. En Birmania hay tanques y misiles, pero no protección civil ni alertas de huracanes. El fascismo, hoy, es eso.

Enlaces recomendados: Premios Cine