«No me duelen prendas si he ofendido, voy a llamar al Presidente a pedirle disculpas»

29.07.2009 | 02:00

Esperanza Aguirre llamó ayer por teléfono al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para pedirle disculpas por haberle llamado el lunes «sindicalista retrógrado y piquetero».


El presidente del Gobierno aceptó las disculpas de la presidenta de Madrid y posteriormente siguieron manteniendo una conversación, que Moncloa define como «cordial». La llamada llegó minutos después de que la propia presidenta anunciara esta llamada en la rueda de prensa que ofreció con Pérez Rubalcaba.


Allí había anunciado que llamaría a Zapatero para transmitirle sus disculpas, asegurando que, aunque algunas personas hayan salido diciendo que para ella decir que alguien es sindicalista es un insulto, ella no lo considera así, pero que, no obstante, si estas declaraciones habían podido ofender al Presidente, no le «duelen prendas» en pedir disculpas: «Le he dicho al Ministro que voy a llamar al Presidente a pedirle disculpas».

Enlaces recomendados: Premios Cine