Lne.es » Última Página
     

ghh

La gigantesca marea negra del golfo de México se acerca a la costa de EE UU, mientras la petrolera BP intenta sellar el pozo en ocho días y las autoridades temen que se tarde tres meses

 11:14  
Enviar
Imprimir
Aumentar el texto
Reducir el texto
Panorámica de las barreras anticontaminación con las que se intenta impedir el avance de la marea negra hacia la costa.
Panorámica de las barreras anticontaminación con las que se intenta impedir el avance de la marea negra hacia la costa. Reuters

Washington / Oviedo, Agencias / L. A.

Obama sobrevuela la gran mancha.

El presidente Obama tenía pevisto sobrevolar ayer en helicóptero la zona afectada por el vertido. La mancha tiene una superficie de más de 10.000 kilómetros cuadrados como Asturias y ha comenzado a teñir de negro los humedales del estado de Luisiana.

En medio de la creciente oleada de críticas por no haber reaccionado a tiempo, el presidente de EE UU, Barack Obama, visitó ayer el estado de Luisiana para ser testigo del impacto de la colosal marea negra que se extiende imparable por el golfo de México desde que el 20 de abril una explosión hundiera una plataforma petrolífera. El siniestro amenaza con convertirse en la peor catástrofe ecológica de la historia del país.

En los Estados Unidos empieza a extenderse la idea de que el vertido puede convertirse en el «Katrina» de Obama, en referencia al huracán que golpeó Nueva Orleans en 2005 y que lastró la popularidad del entonces presidente, George W. Bush, por la lentitud oficial ante la tragedia.

Las últimas estimaciones indican que el vertido ronda los 800.000 litros de petróleo diarios, aunque Lamar McKay, presidente de British Petroleum en EE UU, concesionaria de la plataforma hundida, señaló que es imposible predecir la magnitud del derrame. El alto ejecutivo insistió en que un fallo técnico del mecanismo que debería haberse activado para sellar el pozo explica que el petróleo siga fluyendo sin control mientras varios brazos robóticos trabajan en el fondo marino para intentar cerrar el pozo, según informa la agencia «Efe».

Ante el cariz que va tomando el desastre, McKay dijo que la gigantesca estructura que construyen los ingenieros de BP para contener el derrame podría estar instalada en un plazo de «seis a ocho días». Se trata de una especie de cúpula gigante que se colocaría sobre las fugas en el oleoducto a través de las que se vierte el petróleo, el cual se acumularía dentro de la cúpula y se bombearía fuera de ella, evitándose así el derrame directo al mar.

Mucho más pesimista es el secretario de Interior de EE UU, Ken Salazar, quien reconoció ayer que podrían ser necesarios tres meses para una solución que supondrá la perforación de un pozo alternativo a través del que se inyectaría un líquido más pesado que el petróleo, que actuaría como una especie de tapón e impediría que el crudo siguiera fluyendo a la superficie. Hasta que eso se logre, explicó Salazar, «podría seguir saliendo un montón de crudo».

La Casa Blanca, por su parte, ha adelantado que no concederá nuevos contratos para realizar exploraciones petrolíferas mar adentro, a menos que existan las garantías suficientes para prevenir una situación similar a la actual.

Desde la costa de Louisiana, el mismísimo Obama admitió que «podrían ser necesarios muchos días para detener» lo que calificó de vertido «sin precedentes». El presidente reafirmó que BP es «responsable» y «pagará la factura». «Haremos todo lo que esté en nuestras manos para proteger los recursos naturales», añadió. El Gobierno «pondrá la bota en el cuello» de la petrolera British Petroleum, dijo el secretario de Interior, Ken Salazar.

El comandante de los guardacostas estadounidenses, el almirante Thad Allen, aseguró que la marea negra no ha afectado a las principales vías de navegación de la zona, por lo que no es necesario, por el momento, restringir el paso de embarcaciones para acceder al río Misisipi o a otros importantes puertos como Gulfport, Boloxi o Mobile, añadió. El pozo sigue teniendo una fuga equivalente a 5.000 barriles de crudo diarios, una cantidad cinco veces superior a lo estimado inicialmente, lo que ha aumentado el temor a graves daños en la fauna pesquera, los refugios de las especies animales y las playas de Luisiana, Misisipi, Alabama y Florida.

COMPARTIR
 
  HEMEROTECA

HACE 25 Y 50 AÑOS

Portadas La Nueva España

Portadas de La Nueva España

Las portadas de hoy de La Nueva España hace 25 y 50 años

     CONÓZCANOS: CONTACTO |  LA NUEVA ESPAÑA |  CLUB PRENSA ASTURIANA |  PUNTOS DE VENTA |  PROMOCIONES    PUBLICIDAD: TARIFAS| AGENCIAS|CONTRATAR  
Lne.es y La Nueva España son productos de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de La Nueva España. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.


  Aviso legal
  
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Tenerife  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad