Un temporal causó goteras en el edificio a última hora y obligó a «ajustar» su aislamiento

07.05.2010 | 09:54

Oviedo,

M. J. I. / E. F.-P.

El tiempo se echó encima en la construcción del pabellón diseñado por Benedetta Tagliabue y no sólo en el sentido cronológico -lo habitual-, también la meteorología fue adversa. Se desató un temporal y obligó a «ajustar el aislamiento del edificio», dice la comisaria, María Tena, «y nos dio algún susto una gotera».


La última fase de la obra, comenta, se demoró más de lo previsto, en los acabados, pero a estas horas está rematada y lista para revista.


El lema de la Expo de Shanghai, la primera que supera a Sevilla en superficie, es «Una ciudad mejor, una vida mejor», así que Naciones Unidas ha montado un espacio, «la zona de mejores prácticas urbanas», en el que 55 ciudades muestran sus iniciativas para mejorar la calidad de vida en las grandes urbes. De España se ha seleccionado a Bilbao, por la reconversión de la ría y el Guggenheim; Barcelona, que «vende» la regeneración del barrio histórico Ciutat Vella y el distrito tecnológico 22@ en una zona periférica, y Madrid, que también tiene pabellón propio.


María Tena es «la única representante de las ciudades ante la dirección de la Expo». Ayer mismo en su agenda figura una reunión para coordinar el intercambio de información.


Los pabellones de Bilbao, Madrid y Barcelona se levantan al otro lado del río y los visitantes que llegan primero al de España, señala María Tena, son dirigidos a ellos.

Enlaces recomendados: Premios Cine