«Sexting» sin peligro: móviles calientes pero seguros

El envío de imágenes o vídeos personales de contenido sexual cobra auge y puede ser un «juego» divertido en pareja: los expertos enseñan a practicarlo sin futuros disgustos

20.07.2013 | 05:20

Remitir contenido erótico a amigos, amantes o parejas no es cosa de hoy. «Antes ya existían las cartas eróticas», explica Soraya Calvo, sexóloga e investigadora de la Universidad de Oviedo. Las nuevas tecnologías (teléfonos móviles inteligentes y las redes sociales) no han hecho más que propiciar nuevas formas de comunicación y también son un cauce para el erotismo. El envío de fotografías propias subidas de tono o vídeos, o mantener conversaciones calientes tiene un nombre: «sexting».

Aunque los expertos aseguran que España esta práctica se ve como «algo malo», afirman que puede ser un complemento erótico divertido en una pareja, aunque también se practica entre desconocidos. «En ambos casos se trata de mostrar el cuerpo, esa parte que nos interesa», asegura Calvo, que ayer impartió en el centro de estudios universitarios de Avilés una conferencia titulada: «"Sexting" sí, así».

Recientemente, el fiscal de Menores de Asturias, Jorge Fernández Caldevilla, advirtió del aumento de niños que graban vídeos sexuales y los difunden por internet. Pero el «sexting» al que se refiere Calvo es una práctica consentida y entre adultos.

El «juego» encierra sus riesgos: una fotografía íntima puede acabar en otras manos y, si no se han tomado ciertas precauciones, el protagonista terminará reconocido. En algunos países, como Estados Unidos, existen manuales en los que se enseña cómo practicar el «sexting» sin peligro y con seguridad.

«Hay una parte negativa, que es la pérdida de control de la difusión», indica la sexóloga. Ocurre cuando el contenido erótico se comparte de forma masiva sin que el autor pueda hacer nada para pararlo. Pero para Soraya Calvo el problema se evita si se toman ciertas medidas: «Al igual que las ponemos para controlar la privacidad en otros ámbitos, como los datos personales o las claves, también podemos hacerlo aquí», afima la sexóloga.

Soraya Calvo ha llevado a cabo investigaciones en la Universidad de Oviedo y también ha indagado sobre el «sexting» seguro. Hay algunas recomendaciones para evitar que un momento de «calentón» acabe convirtiéndose en un problema vergonzoso. «Debemos tapar aquellas zonas por las que podamos ser reconocidos, como los ojos o la barbilla», asegura. «También recortar o pixelar tatuajes que sean facilmente reconocibles» y, por último, «quitarse pulseras o relojes que se lleven de forma habitual y por las que nos puedan reconocer», concluye Calvo.

¿Con esto basta para evitarnos futuros problemas? No. También hay que saber elegir cómo difundir ese contenido erótico. «Facebook y Tuenti utilizan nuestra información, por lo que nuestras fotos siempre quedarán asociadas a nuestro perfil», dice Calvo. Y recalca que «whatsapp no tiene cifrado de mensajes, por lo que tampoco es seguro».

«Publicamos en las redes sociales mucha información, alguna incluso inconscientemente», explica la sexóloga. Considera que «en internet nos exponemos constantemente y por eso hay que controlar y prevenir lo que subimos a la red».

Entonces, ¿cómo es seguro compartir nuestra intimidad en las redes? Calvo pone como ejemplo la página web «imgur.com», que permite subir imágenes sin necesidad de registro previo, por lo que ya no quedarán asociadas a un nombre. Después puede compartirse mediante un enlace específico, que crea la propia web sólo para esa fotografía, lo que permite seguir manteniendo el anonimato.

La investigadora de la Universidad de Oviedo asegura que es más frecuente que el «sexting» se realice entre parejas estables, y aunque también se practica entre los adolescentes, «en el caso de menores entra por medio la legislación», asevera.

Como dice la máxima, el sexo siempre seguro, incluso el virtual.

Olvido Hormigos, ex concejala socialista de Los Yébenes (Toledo), cometió el error de pasar por «whatsapp» su vídeo erótico a una persona que después lo difundió a otros.

La actriz de Hollywood Scarlett Johansson vio cómo sus fotos íntimas llegaban a la red cuando le «hackearon» el móvil. ¿El error? Que a la actriz se le ve la cara en las fotografías.

La escritora española Lucía Etxebarria subió una foto de alto voltaje a su cuenta de Facebook. Cuando quiso retirarla, ya había sido copiada y difundida.

Salma Hayek usa esta práctica sexual como un «juego sexual» con su esposo François-Henri Pinault. Y lo hace de forma segura, por eso no han trascendido fotos suyas.

Fiestas en Asturias

El calendario de las fiestas en Asturias

El calendario de las fiestas en Asturias

¡Este verano no te pierdas ninguna fiesta! Consulta nuestro calendario

 
Enlaces recomendados: Premios Cine