15 de julio de 2016
15.07.2016
Lne.es »

Avilés se echa unas risas

15.07.2016 | 04:18
Varias pequeñas, con sus madres, en los hinchables de la plaza de España.

Los globos de helio son rosas y morados. Los triciclos, amarillos. Hay una alfombra roja y un toldo azul con marionetas. El castillo hinchable tiene franjas blancas y el payaso luce mil colores diferentes en la chaqueta. La plaza de España avilesina se vistió de color en la tarde de ayer con motivo de la decimotercera edición del Festival de Arte en la Calle Astur Risas, que hizo las delicias de niños y mayores con diversas actividades en plena calle.

La tarde de risas comenzó con la instalación de un castillo hinchable en medio de la plaza a las 17:00 horas. Los niños, descalzos, se amontonaban en la fortaleza ficticia bajo la atenta mirada de sus padres. Cuando se cansaban de saltar, podían subirse a uno de los múltiples triciclos que invadieron todos los alrededores del castillo, gracias a la compañía Ludomóvil y su "Baúl Abierto", que mantuvo los monoplazas durante toda la tarde a disposición de los más rápidos. Una de las corredoras era Elia, que intentaba escaparse de su madre, Ana Segura, que se niega a quitarle la vista de encima. "Como cierre los ojos, se me escapa", aseguraba. La familia, original de Valencia, se encuentra de vacaciones en la región asturiana y no esperaba encontrarse con tal baile de sinestesia en pleno Avilés. "Nos ha venido genial para entretener un rato a Elia. No nos esperábamos que el norte fuese tan bonito", aseguraba.

Mientras revoloteaba por la plaza, la compañía "Ni un palo al arte" instalaba el escenario para su actuación. Los organizadores, gaditanos, preparaban el espectáculo "Natación Sinclownizada", que cuenta la historia de un equipo olímpico de natación que, en el país de Tucumunzania, se preparan para los juegos Olímpicos de Río de Janeiro. "Vamos a intentar que no sean únicamente los niños los que nos presten atención. Intentaremos que los padres salgan al escenario a interactuar con los personajes", afirmaron. Aunque con un poco de retraso, el espectáculo acaparó la atención de tanto pequeños como mayores.

Elia no tuvo demasiado tiempo para descansar, porque a las seis, el circo "El Sainete" y su espectáculo "Tres patas para un banco", volvió a capturar las miradas de los más pequeños, que se bajan apresurados del castillo y se calzaban como podían, dejándose algún cordón suelto y dándoles a sus padres los globos de helio que entorpecían su vista. Una hora más tarde, llegó el turno de la magia. El artista Pablo Picallo, mago, malabarista y payaso, entretuvo a los niños de la plaza que, aunque ya saltaban a menos altura y pedaleaban con menos voracidad, contemplaron sin pestañear las peripecias del multifacético Picallo. Según el horario, las actividades debían finalizar a las 20.00 horas, pero el artista de las mil habilidades no quería dejar a los niños con un sabor de boca y la tarde acabó por alargarse.

Elia, su vestido azul, la magia y los globos rosas y morados tienen una nueva cita mañana en la misma plaza, a las 18.00 horas, en la que se podrá disfrutar de más payasos y circos. El fin de semana también tendrá ocupados a los más pequeños con actividades similares, que terminarán el domingo a las 14.00 horas con Sebastiano Riccardi y su espectáculo "No sé qué decir? co".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Fiestas en Asturias

El calendario de las fiestas en Asturias

El calendario de las fiestas en Asturias

¡Este verano no te pierdas ninguna fiesta! Consulta nuestro calendario

 
Enlaces recomendados: Premios Cine