02 de agosto de 2016
02.08.2016

Los primeros afortunados

02.08.2016 | 04:02

Al popular Hípico gijonés que se celebra en Las Mestas -denominado oficialmente Concurso de Saltos Internacional Oficial, CSIO-, acuden sin faltar miles de personas cada año para ver el espectáculo que protagonizan los mejores jinetes del mundo. Pero también hay quien tiene marcado ese evento en su planificación veraniega por ser el lugar donde encontrar un entretenido trabajo temporal. Este año, en concreto, fueron 1.726 aspirantes los que probaron suerte en el sorteo celebrado ayer que les daría una oportunidad o se las quitaría todas para trabajar como taquilleros del concurso, que se celebrará entre el 24 y 29 de agosto.

Iban a ser 150 los nombres los seleccionados, lo que dejaba a los participantes una probabilidad de apenas el 9% de ser afortunados. De esta forma, tan solo 1 de cada 11.5 solicitantes pudo hacerse con la posibilidad de aprovechar este efecto positivo que tiene el hípico en la ciudad, como lo es la creación de empleo temporal para los gijoneses. "Yo me presento todos los años, pero nunca tengo suerte, siempre me quedo a un número", cuenta Rosa Mari Menéndez, con exasperación, poco antes de conocer el resultado. A Mónica García, que va con ella, tampoco le tocó nunca. Este año, dicen, esperaban tener más suerte.

Quien sin duda la tuvo fue Luis Echavarría, un gijonés que se presentaba por segundo año y cuyo nombre fue uno de los seleccionados. Se le notaba la alegría en los ojos desde que conoció el resultado del sorteo; "estoy en el paro y el hípico me viene genial para poder ganar algo de dinero", explica Echavarría, que acudió al recinto deportivo junto a su pareja, ambos igual de sonrientes. Esa es la situación de la mayoría de gijoneses que acuden al hípico a tratar de hacerse con el puesto: personas en paro a las que un empleo temporal les da un repiro. Aunque la suerte no está del todo echada. A estos afortunados aún les queda un examen que tendrá lugar este jueves, en el que deberán responder a un cuestionario sobre operaciones aritméticas, para conocer su destreza con los números. Un lápiz, goma de borrar y su DNI es todo lo que necesitarán los participantes.

Entre ellos también se encuentran estudiantes que prueban suerte, como Enrique Berdiales, que se presenta también por segundo año y cuenta que "el examen es bastante sencillo", basándose en su experiencia. Con él acude Elena Encina a conocer el resultado que les permitirá presentarse o no a esa segunda y última prueba.

Quién ya la pasó con anterioridad fue Nacho Mayoral, que ya trabajó en el CSIO. "Tuve suerte porque además me gusta mucho el hípico, así que aquí estamos otro año", comenta, "es una forma de completar mi actual trabajo", añade el gijonés, que acudió a Las Mestas con Mónica Gavilán, otra aspirante. Todos querían ser los primeros afortunados de Las Mestas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Fiestas en Asturias

El calendario de las fiestas en Asturias

El calendario de las fiestas en Asturias

¡Este verano no te pierdas ninguna fiesta! Consulta nuestro calendario

 
Enlaces recomendados: Premios Cine