13 de agosto de 2016
13.08.2016
Lne.es »

"El toreo no sabe de política; no es de izquierdas ni de derechas, es del pueblo"

"Sigo teniendo la necesidad de torear, de vestirme de luces; y si no toreo, estoy en el campo o tentando, porque me quedan la ilusión y la afición del primer día"

13.08.2016 | 02:08
Julián López, "El Juli", se cala la montera antes de iniciar un paseíllo en El Bibio el año pasado.

Gijón, I. PELAEZ

Julián López, "El Juli" (Madrid, 1982) tomó la alternativa en 1998 y ya de novillero llenaba las plazas tarde sí y tarde también. Se sucedían los triunfos y al que apodaron como el niño torero, ídolo de masas, se convirtió en figura del toreo de forma irremediable e indiscutible. Dieciocho años después del doctorado no ha perdido un ápice de ambición tras casi dos décadas cargando con el peso de la temporada y como adalid de la Tauromaquia actual. Impulsor de iniciativas en pro de la Fiesta y reivindicativo ante las injusticias de dentro y fuera de su mundo taurino. Además tiene en Olivenza, Badajoz, una dehesa donde pastan sus toros pues sintió el gusanillo por ser ganadero. Se llama El Freixo, luce divisa azul celeste y oro viejo, y en sus primeras actuaciones ha propiciado muchos triunfos. En Gijón, una plaza y afición que le han visto crecer, tuvo su primera peña taurina y en El Bibio destacadas actuaciones en el ruedo que cantidad de salidas en hombros.

-Son muchos años liderando el escalafón, ¿cada año pesa más la responsabilidad?

-Es inevitable y comprensible. Pero siento una gran pasión por el toreo que sigo manteniendo aunque hayan pasado muchos años, y esa afición te hace mantener las ganas y la ilusión por mejorar.

-Siempre se la ha mirado con lupa, ¿le exigen más que a los demás?

-Es normal que a toreros con muchos años de actividad se les mire de otra manera. Y la gente sabe a quién debe exigir, pero sigo notando el cariño del público dentro y fuera de la plaza y es algo que me da mucha fuerza para continuar.

-¿Qué queda del niño que arrasó desde la primera tarde de novillero?

-Han cambiado muchas cosas, pero creo que sigo teniendo la necesidad de torear, de vestirme de luces y si no toreo estoy en el campo o tentando. Queda la ilusión y la afición del primer día, aunque hay pocas cosas más bonitas en la vida que las sensaciones cuando comienzas a torear, a vestir tus primeros trajes de luces.

-De novillero llenaba las plazas día sí y día también, y ahora parece que cuesta más colgar el "no hay billetes". ¿Se ha perdido afición?

-Evidentemente la novedad se pierde, pero sigo percibiendo mucha expectación y ambiente en cada ciudad que visito. No sé si se habrá perdido afición, pero con los datos en la mano sigue siendo el segundo espectáculo con más asistencia de público en este país.

-Los toros no tienen ideología pero su supervivencia parece ligada a un partido político. ¿Lo perciben así?

-Siempre lo digo: el toreo no entiende de política ni de partidos. No es de derechas ni de izquierdas, es del pueblo. Aunque es innegable quién está apostando más por los toros de todos los partidos políticos.

-La Fiesta recibe ataques desmedidos, insultos y vejaciones, ¿está organizado el mundo taurino para responder a ello?

-Hemos carecido mucho tiempo de eso, de falta de unidad. Se ha intentado alguna vez, pero faltó involucrarse de manera real y unidad. Ahora sí parece que todos vamos de la mano porque nos une una base principal frente estos ataques y con la creación de la Fundación del Toro tenemos un organismo preparado y estructurado.

-Usted "explotó" en redes sociales con las salvajadas en contra de su compañero Víctor Barrio. ¿Los taurinos están indefensos ante la ley?

-Totalmente. Es algo que no se puede permitir. Es cierto que reaccioné así porque eran momentos durísimos. Estuve en el funeral de Víctor Barrio y hablé con su madre y con su esposa. Y veía su dolor por una pérdida tan grande. No concebía tener que leer ciertas cosas que son absolutamente denunciables.

-Parece que los taurinos tienen que aguantar insultos y poner la otra mejilla. Ustedes, que se juegan la vida, y los aficionados también. ¿Hasta cuándo?

-Siempre he sido muy tolerante con cualquier opinión hasta que se rebasan ciertos límites. Me gusta escuchar al que se ha informado, se preocupa por saber de lo que habla y da su opinión, aunque sea contraria a la tuya, pero no comparto que se hable desde una moda sin tener un mínimo conocimiento. Y por supuesto no se debe consentir los insultos o las faltas de respeto.

-¿Cómo va su ganadería, El Freixo?

-Bien. Con tranquilidad. Es mi pasión. Pero respeto mucho el mundo del ganadero porque sé la enorme dificultad que tiene. Voy poco a poco y lo disfruto muchísimo. Es algo con lo que soñaba desde que era pequeño.

-Tiene en Gijón su peña más antigua y muchos partidarios con quienes ha compartido diversos encuentros. ¿Sidra o fabada?

-Sí, los conozco desde hace muchísimos años, desde que empezaba como matador de toros y les agradezco enormemente su apoyo incondicional. En plena temporada los toreros tenemos que cuidar mucho la alimentación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Fiestas en Asturias

El calendario de las fiestas en Asturias

El calendario de las fiestas en Asturias

¡Este verano no te pierdas ninguna fiesta! Consulta nuestro calendario

 
Enlaces recomendados: Premios Cine