14 de agosto de 2016
14.08.2016

Torimbia enamora

El textil se impone en el arenal nudista de Llanes ante el aluvión de turistas atraídos por su belleza, amplitud y limpieza

03.10.2017 | 12:08
Una usuaria de Torimbia accediendo a la playa a través del camino que comunica este arenal con el de Toranda.

Sostienen los usuarios más fieles de la playa de Torimbia que hace mucho tiempo que el arenal dejó de ser el paraíso para la práctica del naturismo que era antaño. La creciente fama del arenal a nivel regional y nacional merced a su inclusión en múltiples guías turísticas ha terminado, bajo el punto de vista de los nudistas, con parte de su encanto debido a la invasión de textiles. Los accesos a Torimbia son de lo más concurrido durante los meses de julio y agosto, con vehículos tomando ambos lados de la calzada que muere junto al mirador.

Tomás Cué, "Litri", vecino de Niembru, asegura que la llegada de turistas a Torimbia es mucha "pero yo ya vi mucha más gente". Sostiene que la nueva regulación del tráfico para acceder a este arenal y al de Toranda, que obliga a los turismos a entrar por el oeste de Niembru y a salir por el este, "ha reducido los atascos y evita las aglomeraciones". Y añade que el fenómeno Torimbia comenzó en los años 80 "cuando incluso la gente acampaba donde el mirador". César Prieto y su pareja salen de Torimbia pasadas las tres de la tarde tras una fructífera mañana de paseos por la playa y baños desnudos. Este ovetense de nacimiento vive en Madrid y es un fiel visitante a Torombia desde hace muchos años cuando descubrió el arenal, según explica, gracias a un reportaje publicado por LA NUEVA ESPAÑA. "De esta playa valoro dos cosas. La primera es que es nudista y, la segunda, es que al no tener un acceso sencillo en coche no hay mucha gente", dice. Para acceder al arenal camina casi dos kilómetros pues deja su vehículo en las inmediaciones del puerto de Niembru.

La gijonesa Marina Gutiérrez accede a pie desde el aparcamiento de la playa de Toranda. "De Torimbia me atrae su belleza, su agua limpia y la sensación de que no hay mucha gente pues es grande y hay sitio para todos", señala.

Charo Iglesias y Serafín Arroyuelo son bilbaínos, veranean en Arenas de Arija y, al menos, visitan Toranda tres o cuatro veces cada verano. "Conocimos la playa en una Nochevieja que pasamos en Barru, nos enamoramos de ella y desde aquel día venimos todos los veranos", confiesan.

A Torimbia, desde Pola de Siero, llegan José Antonio Castro y Sine Vigil, usuarios de este arenal desde los años ochenta, cuando era el reino de los nudistas. "Ahora hay demasiados textiles. Antes aquí venían cuatro vecinos de Llanes y mucha gente de Pola de Siero y la Cuenca", señala Castro.

Ambos usuarios creen que la mejora de los accesos a este arenal llanisco ha roto parte de su encanto y ha causado la invasión de textiles. "Torimbia es ahora unos de los buques insignia de Llanes. Creo que se debería señalizar como arenal nudista. Es un paraíso", señala Castro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Fiestas en Asturias

El calendario de las fiestas en Asturias

El calendario de las fiestas en Asturias

¡Este verano no te pierdas ninguna fiesta! Consulta nuestro calendario

 
Enlaces recomendados: Premios Cine