22 de agosto de 2016
22.08.2016
Lne.es »

Gimnastas de altos vuelos

Estíbaliz Aspiazu y Jesús Conejero buscan abrir hueco en Gijón a la gimnasia acrobática

22.08.2016 | 04:05
Estíbaliz Aspiazu, haciendo gimnasia acrobática. Abajo, junto a su marido, Jesús.

Cada vez son más las actividades deportivas que reclaman su hueco en Gijón. No en vano, este año la villa fue designada Ciudad Europea del Deporte y el stand del Ayuntamiento en la Feria de Muestras estuvo dedicado a la actividad deportiva gijonesa -aprovechando también la celebración de los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro-. La gimnasia acrobática era una actividad de la que pocos conocían su existencia en Gijón hasta el año pasado, cuando Estíbaliz Aspiazu y su marido, Jesús Conejero, inauguraron en Gijón "Zona Acrobática", "un centro de artes acrobáticas para todas las edades", según Aspiazu. "La acogida que hemos tenido ha sido muy positiva y estamos muy contentos", comenta la monitora. De momento, es único en Asturias puesto que no hay nada similar , lo que Estíbaliz achaca a que "Gijón es una ciudad con una mentalidad muy abierta y la gente acoge bien las cosas nuevas". El centro donde imparten las clases de gimnasia acrobática está ubicado en luna nave de la calle Benjamín Franklin, en el Polígono de Roces .

Jesús y Estíbaliz se conocieron en Granada cuando ambos estudiaban INEF. Los dos crearon su propio club de gimnasia acrobática en la ciudad andaluza, aunque tras tres años decidieron venir a Gijón y crear su propia actividad, sin tener que depender del ayuntamiento ni de nadie. "Allí nos cortaron las alas, por así decirlo, llegó un momento en que no podíamos avanzar y una de las cosas que nos ilusionaba de venir a Asturias era implantar esta actividad", asegura la creadora del centro. Antes de asentarse en Gijón ya habían estado tres veranos "haciendo cursos en el Palacio de Deportes, donde empezamos a consolidar gente, que nos animaba a que hiciésemos más actividades". Finalmente, el año pasado decidieron mudarse a Gijón y dar comienzo a esta nueva etapa, de la que de momento están muy satisfechos.

"Jesús y yo nos conocíamos del mundo del baile. Yo soy de Gijón y él, aunque había nacido en Madrid, es de padre asturiano. Empezamos a tener más relación cuando los dos nos apuntamos a unas clases para universitarios de gimnasia", apunta Aspiazu. Darío, su hijo de poco más de dos años, tampoco se libra de estos ejercicios: "Desde pequeño le ayudamos a que haga juegos de gimnasia acrobática".

Aspiazu define la actividad como un deporte "en que se trabaja en equipo", y añade que es "una disciplina gimnástica que está incluida dentro de la Federación Internacional de Gimnasia (FIG), por lo que es un deporte federado como tantos otros. La principal característica que tiene es que se trabaja con el cuerpo propio y con el de los compañeros", señala Aspiazu.

Lo más singular de la gimnasia acrobática son "las figuras humanas y los lanzamientos de compañeros a propulsión". Como cualquier actividad deportiva, cuenta con campeonatos autonómicos, nacionales y del mundo. "Seguimos luchando porque sea olímpico", precisa Aspiazu. De momento, Estíbaliz y Jesús tienen su propio club deportivo con el que salir a competir a los campeonatos: "Acroastur". "Queríamos llamar 'Acroastur' también al centro en el que entrenamos, pero mucha gente no lo asociaría al nombre de la actividad y preferimos ponerle 'Zona Acrobática', que además presenta una oferta más amplia, no solo enfocada a la gente que quiere competir", explica Aspiazu.

En general, acuden más niñas que niños a su actividad, lo que la monitora justifica diciendo que "creo que se debe a que la gente lo asocia a la gimnasia rítmica, donde sí se excluye a los niños en competiciones oficiales, pero aquí para nada es así. Cada niño o niña tiene su cometido". Sin embargo, este perfil se va igualando en los más adultos, para los que también están enfocadas las actividades en "Zona Acrobática", aunque no de cara a la competición.

"Tenemos diferentes propuestas para cada grupo. Para los más pequeños tenemos 'baby gym' o actividades de iniciación a la gimnasia. Y para los más adultos el funcionamiento es como si fuese un gimnasio: no tienen un grupo concreto, van un poco más por libre y pueden elegir los días que mejor les viene para venir de cada semana", precisa Aspiazu, para quien aquella gente que se piensa que la gimnasia acrobática es un deporte de riesgo está "muy equivocada, es un deporte como cualquier otro y nunca hemos tenido ningún problema con ningún niño".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Fiestas en Asturias

El calendario de las fiestas en Asturias

El calendario de las fiestas en Asturias

¡Este verano no te pierdas ninguna fiesta! Consulta nuestro calendario

 
Enlaces recomendados: Premios Cine