16 de agosto de 2017
16.08.2017

Rodrigo Cuevas sale de fiesta en Piloña

El músico y cantante subasta el ramu y toca el acordeón en la romería de la Virgen de Vegarrionda

17.08.2017 | 13:43
Rodrigo Cuevas sale de fiesta en Piloña
La procesión con el ramu.

El pequeño pueblo de Vegarrionda, en Piloña, está encantado con Rodrigo Cuevas. Ayer se celebraba en Vegarrionda la fiesta por la Virgen de la Asunción, y los parroquianos quisieron que Rodrigo Cuevas dirigiese la puya'l ramu. Todo un honor, reconoció luego el artista ovetense. Neófito en este asunto buscó el asesoramiento de los lugareños e intentó caldear la subasta, sin perder de vista la tradición. "Ha sido un honor para mí", declaraba ya por la tarde, lleno de agradecimiento hacia sus vecinos.

"Lo que da vidilla a las puyas es que la gente se pique", añadió, y en ello se esforzó el músico, echando mano del "buen humor y algo de sorna". Cuevas sacó adelante la puya con soltura, por lo que contaron algunos testigos, y consiguió sacar un buen dinero por todos los bollos. Hasta adoptó la fórmula local para asignarlos. "En lugar de 'a la una, a las dos y a las tres', hay que decir: 'buen provecho le..., buen provecho le..., buen provecho le haga", explicaba después, ya convertido en un experto en lo que concierne a subastas populares asturianas.

El "Asturiano del mes" de marzo de LA NUEVA ESPAÑA compareció ante la gente sin preparativos previos. Vegarrionda lleva unos seis años sin organizar la romería por la fiesta de la Virgen, según refirió Ángeles Cueto, una de sus vecinas, pero mantiene la misa y el vermú de la mañana. También la puya'l ramu. A la salida de la iglesia fue cuando el vecindario invitó a Rodrigo Cuevas a subastar el ramu.

La estrella del cabaret folk asturiano comprobó pronto que "la gente estaba animada a comprar", intentó salir adelante "con gracia" y logró recaudar bastante dinero. Sobre la cantidad prefiere ser discreto.

El año que viene, si se lo piden de nuevo, repetirá y lo hará mejor, promete. De momento ayer, tras la puya animó la celebración con alguna que otra canción al acordeón, algo que, según confesó, hace a menudo, sin esperar a que llegue una fecha señalada. "Donde está Rodrigo, hay fiesta", comentaba por la tarde una de las vecinas de Vegarrionda. Por la tarde se despidió para retirarse y preparándose para el "otoño caliente" que le espera y sus próximas actuaciones en Lugo, Lérida y en el San Mateo ovetense junto a "Fangoria".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Fiestas en Asturias

El calendario de las fiestas en Asturias

El calendario de las fiestas en Asturias

¡Este verano no te pierdas ninguna fiesta! Consulta nuestro calendario

 
Enlaces recomendados: Premios Cine