26 de agosto de 2017
26.08.2017

El orgullo de levantar el brazo

"¡Estoy enamorada de Asturias!", clamaba una brasileña totalmente metida en la fiesta

26.08.2017 | 02:45

El récord de escanciado no se podría haber conseguido sin todos y cada uno de los que ayer se prestaron a ayudar a la ciudad en uno de sus retos más simpáticos. Fueron 9.403 las personas que alzaron sus botellas a hacia el cielo, para rozarlo y lograr conseguir una marca que, hoy, enorgullece a todos. "Para nosotros es algo muy importante", señaló Carmen Redondo para dejar claro que el récord no era un juego para los asistentes y que las fuerzas estaban totalmente concentradas en batirlo.

Encabezó el evento Alberto Rodríguez que tiró de su particular gracia para hacer que todos los asistentes estuvieran cómodos. Avisó que "se permite la entra a foriatos e incluso a carbayones". El presentador estaba seguro de que se iba a conseguir el récord y llevó la voz cantante durante toda la tarde, recordándo la necesidad de reciclar los deshechos que se generaron y, sobre todo, reivindicó: "Si os molesta el corto de los pantalones de los socorristas, mirad para otro lado que Gijón es muy grande".

Durante la tarde, los nervios no se dejaron ver en exceso, pues la mayoría eran personas muy experimentas con veteranía en esta cita, que sabían mantener la calma en situaciones que marca un hito en la historia veraniega de Gijón. Es el caso de Pilar Fernández, que asiste a este reto "cada año, desde que se fundó" y quien no quiso peder su puesto en el arenal de Poniente, y sobre las 18.00 horas se personó junto a familiares y amigos en la entrada a la playa, mesa, sidra y empanada en mano con la intención de "pasar un rato divertido". Esta gijonesa sabía que se iba a superar la cifra de años anteriores y "si no, hacemos trampa", bromeaba.

Por su parte, Ana Cid no olvidó ponerse la camiseta de su querido Sporting. "Para mí esto es un orgullo y si no lo conseguimos no me importa, me quedo con el buen rato que estamos pasando", indicó Cid. Una prueba que también fue reclamo de foráneos como los catalanes David Huarto y Natalia Miranda, quienes atraídos por el barullo entraron al arenal. "Estamos de ruta por el norte y Gijón era una de los puntos a visitar. Nos hemos sorprendido mucho al encontrarnos esto", señaló Miranda. También hubo quien cruzó el charco para asistir a la cita, como la brasileña María Valdes que proclamaba a los cuatro vientos: "¡Estoy enamorada de Asturias!". Todos juntos llegaron al récord.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Fiestas en Asturias

El calendario de las fiestas en Asturias

El calendario de las fiestas en Asturias

¡Este verano no te pierdas ninguna fiesta! Consulta nuestro calendario

 
Enlaces recomendados: Premios Cine