04 de septiembre de 2017
04.09.2017

Los gijoneses "Power Dangers", los que más lejos vuelan

04.09.2017 | 09:15

Fue pasado el mediodía cuando comenzó a desfilar la banda de gaitas Noega, que puso a los 40.000 presentes -según cifras de la organización- a entonar el himno de Asturias. Un preludio solemne, el único del día, antes de que diesen comienzo los golpes, la risa, las alocadas performances, los bailes con más intención que salero y, por ende, la competición.

"Venimos desde Madrid solo para ver el espectáculo, luego comeremos un buen cachopo y volveremos", aseguró Valentín Oregón, quien, acompañado de dos amigos, corría para hacerse con uno de los últimos huecos libres en un abarrotado espigón "siempre lo veíamos por la televisión y teníamos curiosidad". No fue esta la única zona con aforo completo. El espigón de Talaso, la playa de Poniente o, los más afortunados, a bordo de sus embarcaciones, no quisieron perderse los mayúsculos trompazos con los que los treinta cachivaches participantes les deleitaron.

Sobre la rampa de lanzamiento se iban sucediendo los artefactos. Música de E. T. y vuelo fallido, banda sonora de Jurassic Park y caída a pique, un encierro de Sanfermines y amerizaje forzoso o un burro poco volador con tripulación sacada del público. Todos ellos con escasos conocimientos aeronáuticos o, al menos, así se fue demostrando.

"Lo que más valoramos es la creatividad, todo el trabajo que hay detrás", aseguró Saúl Craviotto, que exponía, como el resto del jurado, su puntuación con unos grandes cartelones, desde la torre de control, "estamos disfrutando muchísimo de estos locos". Junto a él, la surfista gijonesa Lucía Martiño hacía hincapié en el "orgullo" que supone para ella ver un evento de este calibre en Gijón. "Es una pasada que mi ciudad aparezca en todas las televisiones del mundo", dijo admirada.

El primer 10 unísono del jurado se lo llevó el equipo "Gallos", conformado por algunos de los participantes en el torneo de rap de Red Bull, comandados por el maestro de ceremonias Mbaka. El grupo improvisó un rap, al estilo de las "batallas de gallos", que se llevó una ovación solo al alcance de los equipos locales.

Precisamente, uno de los combinados gijoneses, "Power Dangers", se llevó el premio al cachivache que más longitud consiguió recorrer, con un total de 16,32 metros, muy lejos del récord global de la competición, 78 metros. Fueron los gijoneses mejor clasificados, 6º en la clasificación global. "Esta es la parte de la competición que más nos importaba, conseguir volar lo más lejos posible", enfatizó Dani Hevia, su piloto. El podio lo colmaron "Otto Bus", en tercera posición, y que también se llevó el premio al más votado en la web del concurso gracias a su reconstrucción del autobús de la reconocida serie "Los Simpsons". En segunda posición concluyeron "Cortaleña Mauricio", después de su espectáculo "Bellas y bestia", solo por detrás de los grandes campeones, los valencianos "El puto Delorean". El premio al más original, se lo llevó la "Loco Voladora". "Sabíamos que íbamos a ganar, venimos del futuro", aseguró Héctor Mirón, haciendo referencia a la película "Regreso al futuro" en la que se inspiraron para construir su Delorean. "Lleva mucho trabajo detrás", aunque reconoció que "una vez que estás allí arriba ya no da cague, solo piensas en tirarte".

Una zambullida que les valió para alzarse con el primer premio de este "Día de las alas" gijonés, un multitudinario evento que pone el punto final al verano. Y el próximo año, a remontar el vuelo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Fiestas en Asturias

El calendario de las fiestas en Asturias

El calendario de las fiestas en Asturias

¡Este verano no te pierdas ninguna fiesta! Consulta nuestro calendario

 
Enlaces recomendados: Premios Cine