Mirta comparte el paraíso

Artesana de Candamo, decoradora de muebles, conduce al viajero hasta el encuentro del Narcea y el Nalón, en Pravia

 
Mirta comparte el paraíso
Mirta comparte el paraíso  
 MULTIMEDIA

POR ANA PAZ PAREDES Mirta Mielke, artesana especializada en la decoración de muebles y objetos de madera, cumple esta año sus bodas de plata con su «enamoramiento» de Asturias. Hace 25 años pisó por primera vez la tierra donde, justo entonces, decidió que viviría el resto de sus días. Aún tardó 12 años en hallar el lugar deseado. Finalmente su marido y ella encontraron ese rincón en el pueblo de Otero, en Candamo, poniendo en pie una casa, -su hogar-, que lleva el nombre de «Para siempre».


Nacida cerca de Nájera, en La Rioja, estudió entre otras cosas pintura, diseño de moda y diseño gráfico en la escuela de Bellas Artes de Barcelona, especializándose con los años, en que trabajó y vivió en Madrid, en la decoración de muebles y pequeños objetos, a los que dota de un estilo propio y singular. Sus círculos, inspirados en el románico asturiano, y la naturaleza que la rodea, la llevan a recrear los árboles en su obra y, posiblemente también, todo lo que le inspira durante los últimos años en que sale a pasear por caminos y senderos de Candamo como el que recomienda: cinco kilómetros de asfalto casi olvidado por el tráfico rodado, que unen Otero, en Candamo, con Forcinas, en Pravia, un paseo delicioso para los que prefieren hacer uso de los zapatos «de caleyar», la mochila, la cámara de fotos y un poco de silencio compartido.


Desde Otero se coge la AS-38 en dirección al pueblo de Villar. Un bosque de eucaliptos esconde al principio la imagen que luego se hace real; una preciosa vista del valle de San Román. Pasado Villar se gira hacia la izquierda y, por la As- 39, nos adentramos en otro bosque donde, en esta ocasión, también nos reciben helechos, abedules y robles, entre otras especies. Desde lo alto, el río Nalón nos llama con su quietud, un poco falto de agua, pero protagonista absoluto del paisaje. Luego nos sale al paso otro pueblo y un antiguo lavadero para contemplar, a la izquierda, la renovada casa de Los Francos, bajo la cual hasta hace años pasaba la carretera. Allí, a la izquierda de iglesia, el camino, que ya no carretera, conduce hasta el puente de Quinzanas, balcón impagable al Narcea.


El final no puede ser mejor: descubrir el encuentro de los ríos Nalón y Narcea, tras un día de orbayu y de calor, desde la iglesia de Forcinas, en Pravia. En total, ida y vuelta, diez hermosos kilómetros de una Asturias íntima y personal, la de Mirta Mielke, quien antes de despedirse exclama: «¡Esta tierra es un paraíso; lo más bonito de España!», mientras en sus ojos azules se refleja, a lo lejos, una pomarada.

  HEMEROTECA

Guías comerciales

Próximos concursos

Marisa Valle Roso

Regalamos 5 entradas dobles para los conciertos de Llanes, El Entrego, Cangas del Narcea y Mieres

 

Síguenos también en . . .

Facebook LNE Twitter LNE
      CONÓZCANOS:   CONTACTO |  LA NUEVA ESPAÑA |  CLUB PRENSA ASTURIANA |  PUNTOS DE VENTA |  PROMOCIONES      PUBLICIDAD: TARIFAS| AGENCIAS| CONTRATAR   
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de La Nueva España. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.


  Aviso legal
  
Otros medios del grupo
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Tenerife  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad