Lne.es » La Vida Buena
 Noticia anterior   Noticia siguiente 
Los cinco sentidos

Titicaca, entre leyenda y realidad

 
Enviar
Imprimir
Aumentar el texto
Reducir el texto
Totora en el lago Titicaca.
Totora en el lago Titicaca. 

POR CAROLINA G. MENÉNDEZ Venerado por los incas, lugar de encuentro de los dioses que dieron origen al mundo, escondite de preciados tesoros y refugio del sol y la luna, el lago Titicaca protagoniza mágicas y místicas leyendas que sobreviven al paso del tiempo y a generaciones de pobladores. Las aguas del lago más alto del mundo, a 3.800 metros de altitud, rozan las elevadas cumbres de los Andes bolivianos que las rodean. Las montañas vigilan y contemplan el devenir de este apacible lugar donde el aire es puro; la tranquilidad, absoluta, y la luz juega a crear paisajes de extrema belleza, imágenes que se graban para siempre en la memoria de quien las contempla.

Muy lejos queda la vida bulliciosa. Incluso los núcleos rurales que han crecido en el entorno del Titicaca -Huajata o Copacabana, entre otros- y que dan la bienvenida a los visitantes que buscan experiencias inolvidables emanan serenidad, ya que las prisas no pertenecen a su día a día. La vida en este lado de la tierra tiene otro ritmo, el que marca la naturaleza.

Para entrar en contacto con este lugar, nada mejor que adentrarse en sus aguas. Para ello existen distintos tipos de embarcaciones, aunque hay una especialmente atractiva para el viajero: se trata de la llamada balsa de totora o totorita, construida de hierba de totora a imagen y semejanza de la que ya se hacía en la época preincaica y durante el Imperio inca.

Probar la gastronomía que ofrecen los pueblos que abrazan el lago Titicaca supone un atractivo más de la visita a este lejano rincón del mundo. Los platos a base de quinoa y otros cereales que se cultivan en la zona, así como la trucha que se pesca en estas aguas mitad peruanas mitad bolivianas, forman parte de la alimentación de los habitantes de esta región que cuenta con temperaturas extremas y, sobre todo, con grandes diferencias entre el día y la noche.

Y una curiosidad: la fuerza naval de Bolivia, país que no tiene salida al mar, posee en el Titicaca una flota de barcos para realizar ejercicios de prácticas navales.

COMPARTIR
 
  HEMEROTECA

HACE 25 Y 50 AÑOS

Portadas La Nueva España

Portadas de La Nueva España

Las portadas de hoy de La Nueva España hace 25 y 50 años

      CONÓZCANOS:   CONTACTO |  LA NUEVA ESPAÑA |  CLUB PRENSA ASTURIANA |  PUNTOS DE VENTA |  PROMOCIONES      PUBLICIDAD: TARIFAS| AGENCIAS| CONTRATAR   
Lne.es y La Nueva España son productos de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de La Nueva España. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.


  Aviso legal
  
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Tenerife  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  | Levante-EMV  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad