Decoración navideña

Guía rápida para preparar la mesa en Navidad

Sigue estos consejos para saber qué tipo de servilletas usar o hasta dónde servir el vino y champán

06.01.2016 | 04:23

La noche de Nochebuena, el día de Navidad, Nochevieja y Año Nuevo son momentos muy especiales del año en que familiares y amigos se reúnen en torno a una mesa para celebrar las fiestas. Preparar nuestras casas y adecuar nuestras mesas para que luzcan elegantes para la ocasión es una parte tan fundamental como elegir un menú acertado para dar a nuestros invitados.

La puesta en escena es siempre una parte fundamental para que cualquier trabajo de sus frutos. Desde la presentación de la comida en los platos -sin pretender ser candidato a la final de Top Chef-, la disposición de los mismos en la mesa o saber poner la cubertería de manera adecuada hasta la elección de una mantelería y vajillas acordes con la ocasión, estos son algunos puntos a tener en cuenta si lo que queremos es conseguir una mesa de Navidad elegante.

Consejos para preparar una mesa de Navidad elegante

En primer lugar, lo que debemos tener en cuenta es que el estilo (minimalista, rústico, moderno...) que escojamos para adornar nuestra mesa ha de estar en concordancia con el resto de la decoración de la casa, si lo que queremos es conseguir una armonía y una elegancia en conjunto.

A continuación, es importante tener en cuenta el tamaño de la mesa y adecuar también la vajilla, la cristalería y la cubertería con los adornos y centros con los que queramos decorarla. De esta manera, evitaremos que un bonito adorno se convierta en un estorbo.

Los centros de mesa no deben superar los 20 centímetros de alto para que no se entorpezca la conversación entre los comensales que se sientan uno frente a otro.

Una vez organizado los puntos anteriores, es importante centrarse en el servicio de mesa y tener en cuenta algunas pautas que manda el protocolo en esta ocasión.

Como por ejemplo: las servilletas que se usen deben ser de tela, en lugar de papel, y deben presentarse o enrolladas o en forma de triángulo.

O saber hasta dónde servir el vino o el champán.

Otro toque de sofisticación y que además facilita y agiliza el momento -a veces incómodo- de no saber dónde sentarse es escoger un método para nombrar a cada asiento con su invitado correspondiente. Estas son algunas ideas.

En cuanto a la disposición de los comensales en la mesa, tal vez este gráfico te ayude a tener las cosas más claras.

Por último, hay que tener clara la manera en que se van a servir los platos en la mesa. Lo más común es presentar los platos ya servidos en la mesa eligiendo el lado derecho de cada comensal. Si nos decantamos por servirlo en el momento -bien ayudados de un carrito o dejando una fuente- es aconsejable hacerlo por el lado izquierdo de nuestros invitados.

Aunque lo más importante de todo es hacer que el comensal se sienta lo más cómodo posible en todo momento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Magazine
Enlaces recomendados: Premios Cine