04 de septiembre de 2017
04.09.2017
Magazine Fashion&Arts
Arquitectura

El alma de la casa

Las viviendas más singulares firmadas por los miembros de la segunda generación de la arquitectura moderna, más desinhibida y fresca que la de sus padres fundadores, consiguieron atrapar a un personaje esquivo: la luz

04.09.2017 | 13:39
´Casa N, la piscina y Barcelona´. Acrílico sobre tela.

Bea Sarrias pinta casas para explicar la luz€ Son casas de la segunda gran generación de la arquitectura moderna. Es decir, no la de los padres fundadores, como Mies van der Rohe y Le Corbusier, sino la de los que brillaron tras la II Guerra Mundial, con propuestas más desinhibidas y personales. Como los italianos Gardella y Scarpa, como el holandés Bakema, como el norteamericano de origen finlandés Saarinen. O como el español José Antonio Coderch de Sentmenat, autor de la mayoría de las viviendas retratadas en la exposición que motiva estas líneas€ Son casas que nos explican la luz que ilumina y también la que crea sombras, la que, ya sea imperativa o suave, esculpe los interiores y los va transformando a lo largo del día y de las estaciones...

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine