Juntas y sin maridos

Isabel II, Camila Parker Bowles y Catalina Middleton se reúnen por primera vez para un acto oficial en la visita a unos históricos almacenes londinenses

02.03.2012 | 04:23
Catalina, Camila y la reina Isabel II, en distintos momentos del acto. / reuters
Catalina, Camila y la reina Isabel II, en distintos momentos del acto. / reuters

La reina Isabel II de Inglaterra, la duquesa de Cambridge, Camila Parker Bowles, y la duquesa de Cornualles, Catalina Middleton, las tres vestidas de azul, acudieron por primera vez juntas a un acto oficial sin sus maridos. Éste es el primer acto oficial de la casa real británica al que acuden las tres damas juntas en ausencia del príncipe Felipe, el príncipe Carlos y el príncipe Guillermo. Una imagen inconcebible hace algunos años, por los conflictos que sacudieron la relación entre la reina Isabel II y la entonces amante de su hijo, Camila.


Las tres principales mujeres de la Monarquía británica visitaron los históricos almacenes Fortnum and Mason de Londres, fundados en 1707, donde degustaron algunas de las exquisiteces de su tienda de comida y se sentaron a tomar el té de la mañana. Fueron recibidas por algunos ciudadanos que las esperaban a las puertas del establecimiento, entre ellos, manifestantes en contra de la venta de foie-gras.


Isabel II llevaba un vestido azul pálido de Angela Kelly y un sombrero a juego con las celebres cajas de galletas de la tienda, mientras que Camila optó por un traje marinero azul oscuro y blanco y Catalina por un recatado abrigo azul grisáceo por encima de las rodillas.


Los responsables mostraron a las tres damas la edición especial que ha diseñado el establecimiento para conmemorar el Jubileo de Diamantes de la Reina y que incluye las galletas favoritas de Isabel II, de jengibre y pistacho, además de la mermelada de ponche predilecta de su esposo, el duque de Edimburgo.


Los tradicionales almacenes le regalaron durante la visita a cada una de ellas una cesta llena de sus artículos, como trufas de champán y galletas para perros, que podrán degustar los seis de la monarca y el cocker spaniel recién adquirido por el príncipe Guillermo y Catalina.


Al ver el lema que contenían las galletas caninas, «El buen gusto para los sabuesos felices», las tres rompieron a reír. Aprovecharon la visita para reunirse con los responsables del programa «Regalos para las tropas», que envía paquetes de este establecimiento a los soldados británicos en Afganistán.

Enlaces recomendados: Premios Cine