A Barack Obama le gusta el "dancing"

El presidente volvió a bailar en su reciente visita a Kenia, dejando claro que mover el esqueleto es natural en la Casa Blanca

02.08.2015 | 04:40
A Barack Obama le gusta el "dancing"

"He's really cool", algo así como "tiene un estilazo". Fue uno de los comentarios más repetidos en las redes sociales tras el baile con el que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, finalizó su visita a Kenia, el país de su padre. A la danza, cómo no, también se sumó la primera dama, Michelle, otra loca por el baile.

Y es que cada vez que el presidente se arranca en la pista, sube la bolsa en Wall Street, o casi. Esta vez Obama volvió a demostrar sus dotes de bailarín con una coreografía que triunfa en Kenia, al ritmo del "Lipala", una canción de moda en el país africano. Fue en una cena con su homólogo keniata, Uhuru Kenyatta, que se quedó un tanto cortado ante las habilidades de Obama, que también son una forma sutil de diplomacia. Es difícil buscar un modo más amable de aproximarse a la gente que marcarse un buen baile. De hecho, el vídeo, subido a Youtube, suma millones de visitas.

No podía ser de otro modo. En la grabación, el presidente de Estados Unidos exhibe sus habilidades al ritmo de la música del grupo local "Sauti Sol", que le convenció para unirse a la diversión junto a varias personas, entre ellas Auma, su hermanastra. Así que el primer presidente estadounidense que procede de Kenia, país de donde era originario su padre, dejó un poco de su ritmo en el Estado africano al que, de paso, también llegarán cuantiosas inversiones.

"Estoy orgulloso de ser el primer presidente estadounidense que procede de Kenia y por supuesto soy el primer keniata-americano en ser presidente de Estados Unidos", afirmó Obama ante el estadio deportivo de Kasarani, en Nairobi, totalmente abarrotado con aproximadamente 4.500 personas.

Los dos mandatos de Obama, como los del resto de los presidentes americanos, comenzaron con los bailes en su honor que se organizan en diferentes enclaves de Washington. En 2009 Obama y su esposa salieron a la pista mientras Beyoncé cantaba su particular versión del "At last" de Etta James. Fue un presagio de lo que vendría luego. En enero de 2013 se marcaron un soul y una especie de salsa, en el desfile por las calles de la capital en el que, entre otras bandas, intervenía un grupo de Florida.

En más de siete años en el cargo Obama ha saltado a la pista en programas de televisión, en viajes oficiales y en recepciones en la Casa Blanca. Una de las más sonadas fue la del Día de la Hispanidad de 2009, cuando la cantante mexicana Thalía le sacó a bailar, bajo la inquisidora mirada de su esposa Michelle. En la tele el presidente ha emulado a Fred Astaire con los sones de "Hoy quiero que me mires".

Ha habido más bailes en todos estos años. Uno de los más polémicos fue el de la fiesta por los cincuenta años de Michelle. La verdad es que viendo la facilidad del presidente, que cumple 54 años el martes, para mover caderas y pies, bien podría participar en uno de esos concursos de bailoteo que antes de triunfar en España arrasaron en los Estados Unidos.

Por lo visto bailar se ha convertido en toda una terapia para la primera familia de los EE UU. Michelle tampoco se queda atrás. El pasado mes marzo danzó funk en horario de máxima audiencia para celebrar los cinco años de su campaña de alimentación saludable "Let's move" (En marcha) bailando en el plató del programa de la "show-woman" norteamericana Ellen DeGeneres, una especie de María Teresa Campos estadounidense. Michelle exhibió sus dotes sobre la pista con "Uptown funk" de Bruno Mars y Mark Ronson. También habló de lo que sería su futuro fuera de la Casa Blanca, ya que el mandato de su marido expira en enero de 2017. Una de las cosas que echa de menos la primera dama es viajar en coche con las ventanillas bajadas. Seguro que lo hará al vertiginoso ritmo de una canción coreada por la familia. Como en las películas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine