Un sueño que se cumple

Gracias a un concurso, el luanquín Andrés Rodríguez tocó con "Maná" en su último concierto en La Coruña

29.08.2015 | 04:47
Andrés Rodríguez, a la izquierda, y Sergio Vallín, guitarrista de "Maná".

"Se cumplió un sueño", éstas son las palabras de Andrés Rodríguez, el guitarrista de Luanco que tuvo la suerte de tocar con el grupo de música "Maná" en su concierto en La Coruña, el pasado día 26.

Los 40 Principales iniciaron un concurso para guitarristas cuyo ganador tiene el privilegio de tocar una canción en directo con la banda mexicana. Su último vencedor fue este asturiano de 32 años. Después de la actuación con la banda al guitarrista le llovieron fans. "Me están llegando muchísimas peticiones de amistad a las redes sociales", afirma el asturiano. Rodríguez cuenta cómo al acabar el concierto más de 15 personas quisieron fotografiarse con él. "Un pintor me invitó a tocar en su próxima exposición".

La primera parte del concurso consiste en enviar un vídeo del aspirante interpretando un tema de la banda. Los finalistas se desplazan al lugar donde se celebra el concierto para someterse a una prueba de sonido. Rodríguez tocó el tema "Me vale" y días más tarde le llamaron para el casting junto con otro músico. "Subimos al escenario de uno a uno y nos mandaron tocar una canción medida con metrónomo". Cada concursante cuenta con cinco minutos de actuación, pero con el asturiano se demoraron un poco más. "La parte de improvisación se alargó más de lo normal, en ese momento sospeché que me iban a elegir", dice. No le falló la intuición y, efectivamente, se coronó ganador.

La emoción fue inmediata, pues no sólo iba a tocar ante 8.500 personas, también actuaría con su grupo de música favorito. "He ido a todos sus conciertos en Asturias, soy fan suyo desde el 99", subraya.

Cuando el músico estaba a punto de salir a tocar, su guitarra falló. Cosas del directo se suele decir. "El técnico de sonido rompió sin querer una de las clavijas de mi guitarra", relata. "Nos pusimos nerviosísimos, pero finalmente, me dejó una de las de Sergio Vallín (guitarrista de la banda)". Los nervios se multiplicaron cuando en sus manos cae una guitarra Fender, diseñada exclusivamente para el miembro del grupo. "Imagina lo que supone eso para un fan como yo", destaca. El momento de la actuación se le hizo corto al asturiano. "Los nervios se esfuman cuando te subes al escenario", cuenta. El músico aprovechó esa experiencia para pedir consejo. "Le enseñé a Sergio Vallín un videoclip mío. Me dijo que eso debía mostrarlo y difundirlo porque era un gran trabajo", explica.

Tanto los miembros del grupo "Maná" como la propia productora lo felicitaron tras el concierto. "Me decían que me movía con mucha naturalidad en el escenario, que parecía que llevaba haciéndolo siempre", afirma. Razón no les falta, pues Rodríguez lleva media vida dedicado a la música. Trabajó para las orquestas asturianas "Monterrey" y "Dominó". También estuvo en la orquesta "Manhattan". Hace cuatro años, fue telonero del grupo "Pignoise" con su antigua banda, "Strellados". "Al público le encantábamos, incluso nos pedían más", asegura. Ahora tiene un bar en Luanco, pero no abandona su amor por la música, que comenzó con su primera guitarra a los 14 años. Su intención es probar suerte como cantautor, pero sin "canciones melosas" y con un toque rockero.

"Una vez soñé que tocaba con 'Maná'. Cuando me desperté, deseaba que se cumpliera y por fin, se ha hecho realidad". Sin duda, el mejor concierto de su vida.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine