Grave cogida de Miguel Perera

16.09.2015 | 04:06
Momento de la cogida.

El diestro Miguel Ángel Perera salió anoche del quirófano de la plaza de toros de Salamanca, donde fue estabilizado e intervenido por espacio de dos horas de dos cornadas en la zona del abdomen, de pronóstico "muy grave", según reza el parte médico. Ambas heridas diseccionan la arteria ilíaca, dejan al descubierto el músculo psoas, liberan el uréter, alcanza el recto, el peritoneo y las arterias hemorroidales, además de desgarrar aponeurosis de oblicuo mayor, menor y transverso. Perera sufrió una espeluznante cornada por parte del tercer toro de la corrida que de ayer en Salamanca, el cual le cogió de lleno al hilo de las tablas a la altura del bajo vientre cuando el torero lo recibió de rodillas con el capote. El toro, de la ganadería de Domingo Hernández, lo levantó con el pitón dentro y, ya en el aire lo zarandeó violentamente hasta arrojarle al interior del callejón de la plaza.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine