Un sordo dispuesto a escuchar

Antonio Contreras perdió oído por una enfermedad, pero ha llegado a la Universidad y publica su primer libro de entrevistas

20.09.2015 | 04:40
Un sordo dispuesto a escuchar

No es un título con doble sentido o, al menos, no tiene por qué serlo. "Palabras sabias a oídos sordos" expresa directamente lo que ha pretendido su autor, el joven estudiante de Comunicación Audiovisual Antonio Contreras (Madrid, 1994), quien tiene detrás una ejemplar historia de superación y esfuerzo. Antonio Contreras es sordo tras una enfermedad que también le dejó algún problema de movilidad. Con mucho humor, tesón y ayuda sortea estas trabas, y ahí está, en la Universidad, tratando de convertirse en periodista. En un buen periodista.

Para ello ha querido hablar con los que él considera referentes "para llegar a ser alguien en el mundo hacia el que se encamina". Hijo de José Miguel Contreras (quien fuera consejero delegado de La Sexta y ahora vicepresidente no ejecutivo de Atresmedia), la elección de interlocutores se entiende. El joven estudiante ha podido hablar y entrevistar a cinco de las estrellas de la cadena, lo que resume en una obra que prologa Fran Llorente.

Ana Pastor, Antonio García Ferreras, El Gran Wyoming, Jordi Évole e Iñaki Gabilondo. Los cuatro periodistas (Pastor, Ferreras, Évole y Gabilondo) y el humorista y presentador (Wyoming) le han abierto las puertas de su casa y compartido con él unas horas en las que han pasado de entrevistadores a entrevistados, dejando al joven Contreras indagar en su pasado con el objetivo de saber cómo han llegado a donde están. "Pensamos en lo extraordinario que sería saber cómo los mejores comunicadores de España entraron en su madurez, cómo experimentaron lo que yo estoy viviendo, la etapa en la que pasas de prepararse para la vida a encararte con la realidad del trabajo, cómo encontraron su camino", señala el estudiante en la introducción.

Fascinado por los cinco comunicadores, reproduce las conversaciones acompañadas de ocurrentes y, en ocasiones, sorprendentes comentarios. Así se descubren anécdotas curiosas como que Ana Pastor y García Ferreras, que son pareja, no dejan su celo profesional en la oficina y se lo llevan a casa. "¿Pero os escondéis información?", pregunta el incipiente periodista. "Sí, nos escondemos información. Y si podemos, ya te digo, no nos avisamos de quién es la entrevista. Todo con compañerismo, pero si podemos, claro, nos gusta tener siempre antes la entrevista. De pronto tenemos conversaciones telefónicas en las que nos tapamos para el otro no nos oiga", reconoce Pastor.

A la periodista madrileña, a quien atribuyen fama de entrevistadora incisiva e insistente, no le duelen prendas en reconocer que el tan comentado y alabado gesto al caérsele el pañuelo que debía tapar su cabello cuando entrevistó al presidente de Irán Ahmadineyad fue producto de una deficiente colocación del micrófono. "Como no me lo había atado muy fuerte (el pañuelo) porque no me lo pongo de manera voluntaria ni de manera obligatoria nunca, al colgarlo, el micro tiraba del velo...", explica. "Si me hubiera puesto a pensar en el velo, en el abrigo o en los tacones, no hubiera sido muy profesional, y luego aguanté el chaparrón sobre si lo había hecho aposta o no. Pues no".

Un episodio célebre del periodismo español reciente, la entrevista que Iñaki Gabilondo realizó a Felipe González sobre los GAL, es objeto de veneración por parte de Jordi Évole, quien plantea que "debería ponerse cada semana en las facultades de Periodismo. Habría que enseñarlo cada semana un ratito. 'Mira, ahora, en vez de ir a misa, vamos a ver la misa periodística...'", dice el periodista, quien se toma con calma las mieles del éxito que saborea: "Al principio recibes sobre todo adhesiones. Cuando la cosa se va haciendo grande es más fácil que en ese grupo haya más voces críticas".

Si algo queda claro es que Évole se lo pasó pipa con "Operación Palace" -el documental ficticio que simula que el 23-F ha sido un montaje a gran escala- y que Gabilondo es su Dios en la profesión, como lo es también del propio Antonio Contreras, quien subtitula el capítulo dedicado al periodista como "El sabio de la tribu".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine