XXIV concurso y muestra de folclore "ciudad de oviedo"

"Foriata" revoluciona la escena asturiana

La obra inauguró ayer el concurso folclórico en el teatro Campoamor, mostrando una brillante fusión de estilos entre danza contemporánea, baile regional y cantantes de tonada

26.10.2015 | 12:18
Un momento de la representación de "Foriata". En primer término, Dana Raz; tras ella, el grupo "Trasgu", y, arriba, por la derecha, Anabel Santiago, el Che de Cabaños, Lorena Corripio y Andrés Cueli.

La bailarina israelí Dana Raz explicó a LA NUEVA ESPAÑA que la idea de "Foriata", representación que ayer abrió una nueva edición del Concurso y Muestra de Folclore "Ciudad de Oviedo", surgió de Luis Antonio Suárez. "Me propuso la idea y para mí es un lujo". Luis Antonio Suárez, a su lado, reflexiona y dice que sin ella no habría surgido el espectáculo, porque ella es la parte internacional del mismo: "Se combina tonada brava, ligera, vaqueira y todo lo que se vio. Se creó una relación muy enriquecedora, y es que la música y la danza son universales", apunta el director del montaje, que ve otras posibilidades en el espectáculo cuando se le pregunta si es exportable: "Muy exportable, no hace falta ser asturiano" para entenderlo. "Y luego ella tiene ese lenguaje internacional que se compagina con el grupo. El grupo hace de coro griego; los cantantes son los dioses, que ella capta", matizó el director de escena.

Dana Raz, aún con la fatiga tras la representación, se siente satisfecha con la reacción de los espectadores, aunque "para ellos es algo muy nuevo, se sale de lo que están acostumbrados", precisa. Es la imagen plástica de la tonada. "Es un poco representar algo que nunca se vio, combinar algo de raíz con algo nuevo y contemporáneo, y ha sido un lujo estar con esos artistas en el escenario", dice la bailarina.

Y es que en el escenario estaban el grupo de folclore "Trasgu", Anabel Santiago, Andrés Cueli, Lorena Corripio y el Che de Cabaños. Y, efectivamente, cantando todas las modalidades de tonada y en diversos formatos: solista, a dúo, dialogada, coral... Todas con voces sólidas, lúcidas y lucidas, potentes y con la emotividad que requiere la interpretación para el caso. En el centro de la escena de la obra, el grupo "Trasgu", que actuó e interactuó manteniendo su esencia, con elegancia escénica y con complicidad con los movimientos aleatorios de Dana Raz.

"Foriata" ("Extranjera") es una performance que ha sabido fusionar con muy buen gusto la cuestión tradicional con la danza contemporánea que propone Raz y con un mecanismo escénico muy bien tratado por Luis Antonio Suárez, profesional de largo recorrido que ya ha jugado en las grandes ligas escénicas de todo el mundo. Y, claro, todo ello llevado en volandas por la Banda de Música "Ciudad de Oviedo". Con una magistral creación y dirección del maestro (valga aquí la redundancia) Francisco Vigil, que con su música ha elevado aún más la categoría de "Foriata", una representación musical que ya se hizo en la Ascensión de Oviedo y que el director del certamen, Juan Carlos González, ha querido para inaugurar la XXIV Edición del Concurso y Muestra de Folclore "Ciudad de Oviedo", que organizan el Ayuntamiento y LA NUEVA ESPAÑA. El maestro Vigil y sus músicos son una parte básica en el sostén y brillo de la obra.

Junto con "Foriata", la otra novedad era el estreno de la nueva Corporación en el certamen. Presidió la matinal el concejal de Cultura, Roberto Sánchez Ramos, "Rivi", que anunció el máximo apoyo y fortalecimiento del certamen, y aprovechó la fusión de "Foriata" para evocar a los emigrantes, concretamente a Ignacio Piñeiro, "mulato de origen moscón", dijo, por su autoría de la letra del himno de Asturias. También tuvo unas palabras para el poeta salmantino Pedro Garfias, que, dijo Rivi, aunque nunca estuvo en Asturias es el autor del otro himno, el "Asturias" que popularizó Víctor Manuel.

Con esa intervención ensalzó la importancia de la música asturiana y reivindicó ese mestizaje que había propuesto "Foriata". Rivi entregó una placa conmemorativa al campeón de tonada, Álvaro Fernández Conde, de parte del Centro Asturiano de Barcelona, que tiene grandes vínculos con el certamen ovetense.

El director Juan Carlos González saludó en esta jornada inaugural (el día 8 de noviembre comienza la competición, en el teatro Filarmónica) a las personalidades presentes de la tonada. Citó y agradeció la presencia de las asociaciones asturianas de la tonada y la de los representantes de los concursos del Principado. Mencionó además a todos los intérpretes de la canción asturiana que ejercen de profesores con los niños para seguir enlazando el género con las nuevas generaciones. "El objetivo común", dijo, "es la promoción y difusión de la cultura asturiana, y por eso este año también se le quiere dar un empujón fuerte al monólogo". El final de su intervención fue con la frase "que siga el espectáculo", un guiño a Carlos Jeannot, fundador y director del certamen, que solía concluir de esa forma sus intervenciones.

En la segunda parte de la jornada actuaron los vigentes campeones: Lorena Corripio, Alejandro Peláez y Álvaro Fernández Conde (tonada), Carla Blanco y Adrián Fernández (pareja de baile), Álvaro Álvarez (gaitero) y el Orfeón del Real Grupo de Cultura Covadonga. El acto se remató con el "Asturias, Patria Querida" con Iñaki Santianes, la gaita del momento tras tocar "El Padrino" a Coppola, y su Banda de Gaitas "La Laguna del Torollu".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine