Carlos Saura: "No hay ninguna película mía que no sea musical"

El director presenta en el Festival de Valladolid "Zonda, folclore argentino"

28.10.2015 | 04:16
Saura, en la Seminci de Valladolid, con el cartel de "Zonda, folclore argentino".

Carlos Saura vivió de niño la Guerra Civil y la posguerra. De la censura aprendió a rodar "con improvisación y una gran economía de medios", y ha dedicado a la música de raíz la tercera juventud de su trayectoria cinematográfica, aunque "no hay ninguna película mía que no sea musical", aclaró en Valladolid. La música, la partitura, "es el único lenguaje universal que existe", afirmó quien ya en una de sus primeras películas, "Peppermint frappé" (1967), introdujo parte de la grabación que el compositor Óscar Esplá realizó en 1961 del drama religioso conocido como "El misterio de Elche" sobre la Asunción de la Virgen. De su madre, pianista profesional, heredó su pasión por la música, "algo que ha estado dentro de mí toda la vida", aunque le queda la "gran frustración de no haberla podido estudiar, de no poder interpretar una partitura", añadió Saura (Huesca, 1932) ayer en Valladolid, donde ha presentado "Zonda, folclore argentino".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine