Lne.es »

"Stormy Mondays" con enchufes en Avilés

20.11.2015 | 04:21
Un momento del ensayo previo al concierto de ayer en Avilés.

Los "Stormy Mondays" se grabaron anoche en Avilés su propio programa de televisión. Por la gracia de más de medio centenar de "micromecenas" que apostó a través de las redes sociales por la banda ovetense con el deseo de producirse una "delicatessen" de esas de sabor sideral: un "unpluggled" como los de los años noventa, pero con guitarras eléctricas, zanfonas y hasta un arpa.

Sucedió todo en la pista del pub Santacecilia, en la calle de Galiana. Y al festejo sólo estuvieron invitados cincuenta exquisitos aficionados que aplaudieron un "show" de poco más de media hora -en dos sesiones- grabado con cinco cámaras, "pero como antes, sin enfoques extraños desde el mástil de la guitarra", dice el líder de la banda, Jorge Otero. Y es que los "Stormy Mondays" son así: clásicos y, a la vez, innovadores. Tienen nombre de canción, pero también de película de gánsters (aquella de Sting). Los de Jorge Otero disfrutan con los conciertos puntuales y también con la vida nocturna. Han sonado en todos los bares del mundo y también en el Espacio sideral. "Aquella fue una locura que se nos ocurrió un día y tiramos para delante; lo de esta noche también reconozco que es un poco locura", señala Otero.

La banda está compuesta por el propio Jorge Otero, Pablo Bertrand, Danny Montgomery, Dani Menéndez y Rafa Sánchez. A ellos se suelen sumar: el avilesino Miguel Herrero, Juan Flores y Héctor Braga, que anoche estuvo armado con zanfona, gaita violín, cello y arpa y es que Braga pone el acento folk a una banda de rock criada al loor de la música más americana de todas. "No teníamos hasta ahora ninguna grabación en directo, por eso se nos ocurrió esto. Por eso y porque nos decían: '¿Por qué no venís a tal sitio o a tal otra?' ¡Qué mejor respuesta que grabar un DVD y meternos en los salones de todo el mundo?", se preguntó Otero. "Llevamos toda la tarde montando el set: las cámaras, los focos, buscando el lugar donde colocar los instrumentos... y es que este local va a tener mucho protagonismo: las baldosas, las teclas que adornan el techo...", señaló Otero, que atendió a LA NUEVA ESPAÑA mientras sus compañeros ultimaban detalles. Los "micromecenas" fueron llegando pasadas las ocho y media de la tarde de ayer. "Vamos a editar unas setenta copias. Se las van a llevar los que han financiado el proyecto, pero nos quedaremos con algunas para enviar a los festivales extranjeros", promete Otero.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine