Un bar rumano viaja a un futuro alternativo de Verne

13.12.2015 | 04:47
El bar Enigma.

Un robot que pedalea eternamente en bicicleta sin moverse del sitio y un pájaro metálico que finge volar son algunos de los elementos que hacen del Enigma un bar pionero en Rumanía, inspirado en el universo ucrónico del steampunk, donde la decoración son esculturas cinéticas.

Eso afirman los gerentes de este local ubicado en la ciudad rumana de Cluj-Napoca y que desde el pasado octubre permite tomar una copa o un café en un mundo retrofuturista inspirado en las obras de Julio Verne o H. G. Wells, en el que las máquinas a vapor siguen siendo el eje sobre el que se asienta la tecnología y el progreso. Flores metálicas que se abren y se cierran en el techo o una simulación de lluvia son otros de los elementos que permiten sumergirse en ese mundo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine