Secuencias sobre un globo dorado

La prensa extranjera de Hollywood entrega esta noche unos competidos "Globos de Oro", sin apenas favoritos claros en su edición más abierta de los últimos años

10.01.2016 | 04:24

La alfombra roja ya está preparada y los favoritos, al menos los más osados, guardan a buen recaudo un discurso de agradecimiento para cuando suban a recibir el ansiado "Globo de Oro". Porque esta noche, en el Beverly Hilton Hotel de Los Ángeles, se presenta la 73.ª edición de los premios que otorga la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood. Una edición que se revela como una de las más abiertas de los últimos años.

Pese a su innegable relevancia, los "Globos de Oro" padecen la alargada sombra de los galardones de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de Hollywood. Tanto es así, que a los "Globos de Oro" les suele acompañar una incómoda coletilla: "La antesala de los 'Oscar'".

Aunque en algunas candidaturas (especialmente las de interpretación en Drama) ese axioma se cumple casi a rajatabla y obtener el premio de la crítica supone un importante espaldarazo cara a los "Oscar", un análisis de los premiados en estos últimos años (y de las propias nominaciones de esta edición) revela unos galardones mucho más versátiles y progresistas que sus célebres "hermanos mayores". Sólo así se explica que una película tan radical como Mad Max: Furia en la carretera (y de un género ninguneado por la Academia, como es la ciencia-ficción) tenga opciones reales de hacerse con el premio a la Mejor Película-Drama.

La vibrante resurrección de la saga postapocalíptica no lo tendrá fácil. Carol y, especialmente, El renacido se presentan como dos rivales duros para el filme de George Miller, aunque entre las nominadas hay además un tapado de gran fuste: Spotlight, la película que recrea la investigación periodística que, en 2002, destapó los abusos sexuales a menores en la Archidiócesis de Boston. Frente a estos pesos pesados, la otra contendiente en Drama, La habitación, cuenta con escasas opciones, aunque su protagonista, Brie Larson, bien podría dar la sorpresa y arrebatarle el premio a la Mejor Actriz a la mismísima Cate Blanchett.

Entre las películas que optan al premio a la Mejor Película-Comedia o Musical, destaca, por lo inexplicable, la presencia de Marte, la epopeya del astronauta varado en el planeta rojo dirigida por Ridley Scott. Precisamente, la nominación de Scott como Mejor Director parece dar cierta ventaja a este filme de ciencia-ficción sobre las otras contendientes -Y de repente, tú, La gran apuesta, Joy y Espías-, pese a no ser una comedia pura. De igual modo, su protagonista, Matt Damon, es favorito al premio al Mejor Actor de Comedia o Musical, pese a tener que competir con una leyenda como Al Pacino y con Mark Ruffalo, sorprendentemente excluido de la carrera en la categoría de Drama tras su interpretación en Spotlight.

Precisamente, la pugna por el premio al Mejor Actor de Drama es una de las más interesantes de esta edición. El tour de force de Leonardo DiCaprio en El renacido es, probablemente, la mejor interpretación del año. Pero entre los nominados figuran nada menos que los protagonistas de dos "biopic", un género propicio para cosechar premios: Michael Fassbender por Steve Jobs y Bryan Cranston por Trumbo. Los otros contendientes, en cambio, tienen menos opciones: Eddie Redmayne, ganador el año pasado y protagonista de La chica danesa parece un tanto rezagado en la carrera, y para Will Smith la mera nominación, tras unos años difíciles, ya es un premio.

Volviendo a las opciones de DiCaprio, el intérprete californiano tiene muchos números para alzarse con su tercer "Globo de Oro", especialmente en un escenario de triunfo global de El renacido, pero lo tendrá mucho más difícil para llevarse el ansiado "Oscar". Aparte de la proverbial ojeriza de algunos académicos, las estadísticas juegan en contra de DiCaprio: En los últimos diez años, cinco protagonistas de un filme biográfico se han llevado el "Oscar" al Mejor Actor, y otros dos (Matthew McCounaghey por Dallas Buyers Club y Forest Whitaker por El último rey de Escocia) interpretaban a personajes "reales" y, en el caso de Idi Amin, tristemente célebres. Una dinámica perversa que premia la mímesis antes que la creación, y que en esta edición podría favorecer a Cranston o a Fassbender.

En el resto de categorías, la de Mejor Director parece indeleblemente unida a la de Mejor película-Drama, aunque dos cineastas parten con cierta ventaja: Alejandro González Iñárritu por la complejidad del rodaje de El renacido (unido al sentimiento de deuda que pueden guardar algunos críticos tras no concederle el premio el pasado año por Birdman); y George Miller por su vigorosa puesta en escena para Mad Max: Furia en la carretera (además de la simpatía que despierta su retorno al primer plano). Por su parte, Todd Haynes y Ridley Scott sólo se contemplan como ganadores en sendos escenarios de triunfo global de Carol y Marte, respectivamente, y Tom McCarthy parece que tendrá que "conformarse" con el premio al Mejor Guión por Spotlight, categoría en la que es claro favorito.

Del resto de candidaturas, la doblemente nominada Alicia Vikander es favorita como Mejor Actriz de Reparto por Ex Machina (también compite a Mejor Actriz-Drama por La chica danesa) y se adivina una lucha cerrada entre Sylvester Stallone (Crew) e Idris Elba (Beast of no Nation), al Mejor Actor de Reparto. Del revés en Animación, Hijo de Saúl en Película de habla no inglesa y Juego de Tronos y Fargo en las categorías televisivas también integran la nómina de favoritos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine