Muere Alan Rickman, gran actor clásico que triunfó en el cine como el villano más carismático

Profesor Snape en "Harry Potter", terrorista en "La jungla de cristal" y admirado intérprete de teatro, fallece a los 69 años de cáncer

15.01.2016 | 02:03

Alan Rickman, una de las grandes figuras del cine británico y conocido por su papel del profesor Severus Snape en la saga del niño mago Harry Potter, murió a los 69 años a causa de un cáncer, informó su familia.

En un escueto comunicado, la familia de Rickman comunicó que el actor perdió la vida rodeado de sus familiares y amigos tras una batalla contra el cáncer, de la que no aportó más detalles.

Con su fallecimiento casi un mes antes de cumplir 70 años, el Reino Unido pierde a uno de sus más importantes intérpretes dramáticos, famoso por sus papeles de obras del dramaturgo inglés William Shakespeare o de la novelista Jane Austen.

De gran presencia física y con una notable voz profunda, Rickman era uno de los actores más queridos del Reino Unido debido a su cercanía y a un sentido del humor muy ocurrente.

El protagonista de la saga "Harry Potter", Daniel Radcliffe, dijo que fue "una de las personas más leales" que ha conocido en la industria cinematográfica. Otros alumnos de la escuela de Hogwarts, como Emma Watson, y la creadora del mundo de fantasía que se esconde tras el andén nueve y tres cuartos, J. K. Rowling, se despidieron también de Rickman. Rowling se encontraba "conmocionada" y "devastada". Emma Thompson dijo que "lo que recuerdo en este momento tan doloroso es su humor, inteligencia y sabiduría". "Era el aliado definitivo. En vida, en arte y en política. Confié en él al cien por cien y aprendí mucho de él", aseguró.

Para las nuevas generaciones, Rickman es el rostro del profesor Severus Snape en la escuela de magia del niño Harry Potter, pero para los mayores es recordado por su interpretación de Hans Gruber en "Jungla de cristal" (1988). Se hizo famoso, además, al interpretar al villano de Nottingham en "Robin Hood: príncipe de los ladrones" (1991) y en "Love Actually" (2003) junto a Emma Thompson. Pero se le recuerda sobre todo por sus papeles en "Sentido y sensibilidad" (1995), basada en la obra de Jane Austen. También por ponerse en la piel del amor fantasma de la actriz británica Juliet Stevenson en "Truly madly deeply" (1990), rodada en el barrio londinense de Highgate, y por el que fue candidato a un premio del cine británico "Bafta" -tuvo cuatro nominaciones y un galardón por "Robin Hood"-. Obtuvo un premio "Globo de Oro" al mejor actor por la producción de televisión "Rasputin" (1996).

Rickman murió meses antes del estreno de "Eye in the sky", un "thriller" en el que ha trabajado junto a Helen Mirren. También había terminado de rodar otra película, "Alice through the looking glass", que será estrenada a finales de 2016.

El año pasado, el actor reveló que se había casado con su novia del colegio, Rima Horton, después de 50 años de convivencia.

Nacido el 21 de febrero de 1946 en el barrio londinense de Hammersmith, Rickman mostró su interés por el arte dramático mientras estudiaba en el prestigioso colegio Latymer School de Londres, donde intervino en varias producciones escolares.

Rickman estudió en la Real Academia de Arte Dramático de Londres, en la que fue aceptado tras interpretar un pasaje de Ricardo III de William Shakespeare. A partir de entonces inició una brillante carrera como actor, tanto en cine como en teatro.

En las tablas, Rickman fue famoso con la obra "Las amistades peligrosas", una novela de Pierre Choderlos de Laclos, adaptada por Christopher Hampton. Su actuación llamó la atención de los productores de Hollywood, que quisieron llevar la obra al cine. También fue miembro de la Royal Shakespeare Company, lo que le permitió interpretar papeles como Aquiles, en "Troilo y Cresida"; Hamlet, o Antonio, en "Antonio y Cleopatra".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine