Asturias, entre almas y rombos

María Lafuente y Miguel Marinero presentan en Madrid colecciones que mezclan la artesanía de la región y tecnología

14.02.2016 | 04:55

La diseñadora asturiana María Lafuente y el modisto llanisco de adopción Miguel Marinero son los encargados de representar al Principado en la 63 edición de la Mercedes-Benz Fashion Week. Marinero será el encargado de cerrar los desfiles en Ifema el martes, y Lafuente cerrará la edición con un desfile en el NH Eurobuilding en el marco de la pasarela OFF. Ambos presentan dos colecciones en la que la artesanía de la región y los avances de la tecnología se funden para que sus propuestas para el próximo invierno emocionen y sorprendan.

María Lafuente celebra con este desfile su primera década en la moda y lo hace con Âme (Alma), una colección en la que quiere mostrar "la carga de emociones que siempre hay en mis prendas y la pasión que siento por mi profesión. Es un recorrido por mi vida interior durante estos diez años", declaró a LA NUEVA ESPAÑA. La lana en sus diferentes formas y texturas es la gran protagonista, al igual que las tonalidades de blancos, crudos y rojos, hasta fundirse en rosas al degradarse. Los abrigos siguen siendo oversize, los vestidos se alargan hasta el suelo con vuelo y las faldas se acortan o rozan la rodilla. "Hay bombers, formas geométricas sobre el cuerpo desnudo, talles de cintura alta y mi clásico pantalón recto y más flojo en la cintura". La tecnología no podía faltar y además de medias reflectantes con led, presentará joyas, un bolso y un vestido realizado con fibra de carbono. "Creo que soy la primera en hacerlo".

Miguel Marinero se acerca más que nunca al textil y a la tradición asturiana con R.O.M.B.O., que funde oriente y occidente para crear un todo con sentido pleno. Los cristales de los trajes de llaniscas se apoderan de abrigos oversize a media pierna, prendas denim desestructuradas, abrigos de lana con largo XXL sobre sensuales vestidos lenceros con encajes, prendas de visón, pitón y castor. "El rombo representa el principio y el fin, los dos mundos, arriba y abajo. Esta colección habla de eso. Pasa del sport chic, a un cóctel cañero y una noche sensual y de semi alta costura", afirma Marinero. Las mezclas de tejidos y de colores, con el marsala como protagonista, pasando por el gris, el naranja, los verdes y el azul del vaquero; cubren looks con faldas plisadas, camisas, abrigos tipo kimono, chalecos y prendas acolchadas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine