19 de febrero de 2016
19.02.2016

La eSIM, llamada a la revolución

La tarjeta remota, que sustituirá a la SIM física gracias a un chip integrado en nuevos aparatos, acelerará la portabilidad y permitirá la conexión de varios dispositivos a la vez con una sola tarifa

19.02.2016 | 05:05
La eSIM, llamada a la revolución

Se llama eSIM. Nunca algo tan pequeño ha protagonizado una revolución tan grande como la que se espera en el sector de las telecomunicaciones. Groupe Speciale Mobile Association (GSMA), el consorcio que reúne a operadores móviles y compañías tecnológicas, anunció ayer lo que durante meses era un rumor: una SIM virtual que estará integrada en los aparatos de nueva fabricación para facilitar la conectividad entre dispositivos móviles. Esta SIM remota no podrá introducirse y sacarse del dispositivo, es decir, no será una tarjeta física, sino que estará integrada de serie en él por medio de un pequeño chip, y podrá activarse con una sola tarifa en varios dispositivos móviles y "wearables" (relojes inteligentes, pulseras de actividad, gafas o ropa inteligentes...).

El operador activará la SIM del usuario mediante una suscripción, y no será necesario insertar una pequeña tarjeta en cada dispositivo cada vez que lo cambie, sino que sólo deberá introducir sus datos. Esta iniciativa no pretende sustituir todas las tarjetas SIM, como han explicado desde GSMA en un comunicado, sino incentivar la creación de una nueva generación de dispositivos móviles más pequeños y ligeros para que los usuarios puedan conectar varios dispositivos en una sola suscripción. Por ello, las portabilidades dejarán de ser necesarias (o se acelerará el proceso), ya que la eSIM tendrá la información de las distintas operadoras para cambiar de una a otra sin los engorrosos trámites actuales. La GSMA explicó que ya es posible emplear la SIM remota en dispositivos "companion" (reloj inteligente, tableta o cintas de fitness, por ejemplo) después de que se haya lanzado una única especificación interoperable y global que cuenta con el respaldo de toda la industria. En esta primera fase el perfil de esta tarjeta está vinculado a un smartphone. La segunda fase empezará previsiblemente en junio, para cuando se espera tener el estándar completo para todos los dispositivos primarios, que ya tendrán un acceso autónomo a la red. Tras definir ese estándar será necesario un periodo de seis meses a un año para su certificación.

Telefónica, a través de su filial O2, pondrá a la venta en abril en Alemania el reloj inteligente Samsung Galaxy S2 classic 3G con SIM remota. El director de la Unidad Global de Terminales de Telefónica, Francisco José Montalvo, explicó que los primeros teléfonos inteligentes con eSIM no se podrán ver hasta la segunda mitad de 2017. Pese a que por esas fechas ya habrá smartphones con SIM remota, Montalvo no espera que su implantación sea "masiva" en el corto y medio plazo, ya que los operadores aún no están capacitados para dar servicios de eSIM.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine