Los 500 millones de De Kooning y Pollock

Ken Griffin, multimillonario gestor de fondos de Wall Street, adquiere dos obras maestras del expresionismo abstracto y bate todos los récords del mercado del arte

20.02.2016 | 04:38
dos obras maestras para un proceso sin fin. Arriba, "Interchange", de De Kooning, y sobre estas líneas, "Number 15A", de Pollock. A la izquierda, Ken Griffin.

Nuevo récord en el mercado de adquisiciones de obras de arte: un De Kooning y un Pollock, por 500 millones de dólares. El multimillonario coleccionista Ken Griffin, gestor del fondo de inversión Citadel, ha comprado los dos cuadros, representativos del expresionismo abstracto, rompiendo todas las cifras hasta ahora conocidas de las valoraciones del arte.

El acuerdo, que se cerró el pasado otoño y no se conoció hasta el pasado jueves, supone la adquisición de la pintura de 1955 de Willem Kooning "Interchange" por 300 millones de dólares (269 millones de euros) y de "Number 17A", fechada en 1948, de Jackson Pollock, por cerca de 200 millones de dólares (179 millones de euros) .

El precio de ambas piezas supone un récord para estos artistas expresionistas abstractos y destaca en todas las valoraciones. "Interchange" iguala la marca alcanzada hace un año por el cuadro de Gauguin "Nafea Faa Ipoipo" (¿Cuándo te casarás?), adquirido por la Autoridad de Museos de Qatar

Griffin, benefactor del Instituto de Arte de Chicago, cederá durante un tiempo las dos obras a esa institución cultural. "Estos dos cuadros icónicos nos permiten compartir maravillosos momentos del poder transformativo del arte en la Historia de la posguerra", señaló James Rondeau, presidente del Instituto de Arte de Chicago.

Griffin es un reconocido inversor en arte con una fortuna superior a los 7.000 millones de dólares. Gestiona un fondo muy exitoso denominado Citadel. En el año 2014, alcanzó un récord de ingresos con su fondo inversor de 1.300 millones de dólares (1.169 millones de euros), según la revista "Alpha". En 2014 donó 19 millones de dólares (17 millones de euros) al Instituto de Arte de Chicago y 40 millones de dólares (35,9 millones de euros) al Museo de Arte Moderno, entre otras aportaciones.

Por su parte, en España el director general de Artes y Bienes Culturales y de Archivos y Bibliotecas del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, Miguel Ángel Recio, valoró la compra por 449,5 millones de euros de dos cuadros de Willem Kooning y Jackson Pollock como una demostración de "pura especulación" en un "mercado absolutamente ficticio".

Durante su intervención en una mesa redonda sobre la relación entre el arte y el lujo organizada ayer por el Instituto de Empresa, Recio ha subrayado que el elevado importe de la compra, que ha supuesto un récord en el mercado del arte contemporáneo, no responde a "una valoración económica concreta, jugamos en un mercado absolutamente ficticio que no está en función de una calidad. ¿El cuadro de Pollock puede valer esa cantidad? Es pura especulación", manifestó.

Según indicó, esa falta de "correspondencia con la realidad" en las valoraciones económicas de los cuadros ocurre especialmente con las obras de arte moderno, porque las obras antiguas constituyen un mercado cerrado a nuevos productos. En el mundo del arte clásico no sucede esto. En primer lugar, porque todo está ya muy tasado; en segundo lugar, porque las ofertas van en función de los museos, y en tercer lugar, en la pintura del XVIII es difícil que mañana aparezca una gran producción de una época antigua, mientras que de la proyección futura de un artista no sabemos nada", explicó.

El magnate Griffin está considerado actualmente como el mejor gestor de fondos de Wall Street. Se conocen detalles espectaculares de su fortuna como, por ejemplo, que el pasado mes de septiembre realizó la mayor compra inmobiliaria de Nueva York al adquirir varias plantas en un rascacielos en pleno Central Park. El mismo expresidente de la Reserva Federal Ben Bernanke se encuentra entre los asesores del fondo de inversión que dirige Griffin.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine