Lne.es »

Boda en la calle de los periódicos

El editor Rupert Murdoch se casa con la exmodelo Jerry Hall en una capilla de Londres situada en Fleet Street

06.03.2016 | 04:24
Rupert Murdoch y Jerry Hall, ayer, en Londres, recién casados.

El magnate estadounidense de los medios de comunicación Rupert Murdoch y la exmodelo Jerry Hall se unieron ayer en matrimonio en la capilla de Saint Bride de la City de Londres, considerada "el refugio espiritual de los periodistas".

La pareja, que el viernes se casó en una ceremonia civil en la suntuosa Spencer House, en el centro de la capital, bendijo su unión con un servicio religioso en la histórica iglesia de la calle Fleet, donde antiguamente se ubicaban los principales periódicos británicos.

Murdoch, de 84 años, y Hall, de 59, emergieron exultantes de la ceremonia, a la que asistieron un centenar de invitados, entre ellos los diez hijos de los dos -seis de él y los cuatro que ella tuvo con el cantante de los "Rolling Stones", Mick Jagger- y personalidades conocidas del mundo del espectáculo y de la prensa.

Se vio llegar a primera hora a la directiva del imperio Murdoch en el Reino Unido, Rebekah Brooks -absuelta del escándalo de escuchas ilegales en los periódicos del magnate-, al actor Michael Caine, al cantante y activista Bob Geldof y a la artista Tracey Emin, entre otros.

El empresario, nacido en Australia pero nacionalizado estadounidense, entró en la capilla a las diez y media de la mañana, flanqueado por dos de sus hijos, Lachlan y James, los tres vestidos con traje azul marino.

El propietario de News Corporation llevaba una vistosa corbata con adornos plateados y zapatos de cuero marrón, y una rosa blanca en la solapa.

Hall apareció más tarde acompañada de su hijo James, vestida con un traje blanco drapeado de la diseñadora Vivienne Westwood -de cuerpo entallado y mangas de gasa-, que combinó con un velo y zapatos planos plateados.

Las hijas de Murdoch, Chloe y Grace Helen, y las de Hall, Elizabeth y Georgia May, fueron las damas de honor.

Al término de la ceremonia, que comenzó a las 11, los recién casados posaron muy sonrientes para los medios, antes de abandonar de la mano el lugar.

La boda se celebró después de que ayer la pareja formalizara su unión con una discreta ceremonia civil en un palacete del centro, a la que acudieron vestidos de azul marino, ella con una falda hasta la rodilla y un abrigo gris.

Después de ese acto, el dueño de "The Times" y "The Sun", para el que éste es su cuarto matrimonio, tuiteó: "No más tuiteos en diez días ¡o quizá jamás! Me siento como el hombre más afortunado y feliz del mundo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine