Un "Max" para "los niños de Gijón"

"Feten no sólo es un festival, es un lugar de trabajo y encuentro profesional", afirma la directora del certamen local tras recibir el preciado galardón

27.04.2016 | 03:59
Raquel Huergo, directora de la Fundación Municipal de Cultura de Gijón; Marián Osácar, directora de Feten, y Humberto Fernández, coordinador de Feten, con el premio "Max" entre sus manos.

"Este galardón está dedicado, cómo no, a nuestros niños. A los niños de la ciudad de Gijón, que representan a los niños a los que dirigimos todo nuestro esfuerzo". Marián Osácar agradecía así, entre otras menciones, desde el escenario del Teatro Circo Price de Madrid, el premio "Max" a la Contribución a las Artes Escénicas, que la Academia de las Artes Escénicas y la Fundación SGAE decidieron conceder este año a la Feria Europea de Artes Escénicas para Niños y Niñas de Gijón (Feten).

La directora del certamen, que subió a recoger el premio acompañada del coordinador de Feten, Humberto Fernández, y de la directora de la Fundación Municipal de Cultura, Raquel Huergo, recogió el "Max" de manos de la actriz María Esteve, hija de Antonio Gades y Pepa Flores, se acordó de todos en su breve discurso al auditorio a la hora de dar las "gracias" por el galardón de parte de "los que estamos aquí, de todos nuestros compañeros de la Fundación Municipal de la Cultura, del teatro Jovellanos y de todos nuestros técnicos. Gracias a la Academia y gracias a la fundación SGAE".

Marián Osácar explicó después que Feten "no sólo es un festival; sino que es también una feria y un lugar de trabajo y encuentro profesional. Por eso no nos queda más que compartirlo con la profesión, con las personas, compañías y programadores de este sector de las artes escénicas para niños y niñas".

La máxima responsable de Feten quiso compartir el premio igualmente con "las compañías que con su creatividad alimentan Feten y que cada año nos ponen más difícil la programación; con los distribuidores y los programadores porque nos visitan para ver en vivo y en directo aquello que van a programar en sus teatros mostrando su rigor y profesionalidad".

Para finalizar, tras la citada mención a los niños gijoneses, Marián Osácar aseguró que "Feten lo hacemos entre todos y esperamos que este premio", afirmó, "sirva para dar visibilidad al teatro, la danza, la magia, la música... A toda la creación que va dirigida a nuestras familias y a sus niños y niñas".

Las palabras de la directora de Feten levantaron una sonora salva de aplausos en un auditorio que vio como "Pinoxxio", una producción infantil de la compañía valenciana Ananda Dansa basada en el cuento de Collodi, fue la máxima ganadora de la XIX edición de los Premios Max al llevarse siete de los nueve galardones a los que optaba, Mejor Espectáculo Infantil, Mejor bailarín principal (Ana Luján), Mejor bailarín principal (Toni Aparisi), Mejor elenco, Mejor diseño de vestuario (Pascual Peris) y Mejor Composición Musical (Pep Llopis). El segundo espectáculo más galardonado fue la obra teatral "La piedra oscura", una producción de Lazona Films y el Centro Dramático Nacional (CDN), que logró cinco "Max".

La gala, con la danza como hilo conductor e inusualmente ágil para este tipo de ceremonias, fue presidida por el ministro de Educación, Cultura y Deporte en funciones, Íñigo Méndez de Vigo, y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, que tuvieron que escuchar constantes reivindicaciones para que los poderes públicos "protejan" la cultura o reduzcan el 21% de IVA que soportan los espectáculos culturales. Mientras otros, como Mario Gas, mostró su indignación por la situación de los refugiados en los Balcanes y los galardonados con el "Max" al mejor actor y a la mejor actriz protagonistas, Pepe Viyuela y Airana Sánchez Gijón, aludieron a la detención de los titiriteros en Madrid el pasado mes de febrero.

Uno de los momentos más emocionantes de la gala, en la que actuaron, entre otros, bailarines de la Compañía Nacional de Danza (CND), Itziar Mendizábal (primera bailarina del Royal Ballet de Londres), Carmen Cortés, Carmen Werner, Chevi Muraday, y Asier Exteandía, fue la entrega del Max de Honor a toda su carrera a la actriz vallisoletana, Lola Herrera, que recogió de manos de su hija, Natalia Dicenta. Lola Herrera aseguró que el premio le llenaba de alegría después de "un largo camino en una carrera de fondo sin relevos". "Es un privilegio", dijo emocionada, "estar a los 80 cumplidos disfrutando de los escenarios".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine