El ego de Steven Spielberg

22.06.2016 | 02:02

Steven Spielberg, el "rey Midas" de Hollywood, regresa al mundo infantil con "Mi amigo el gigante", casi un cuarto de siglo después de conquistar los corazones de medio mundo con "E.T.", y asegura que "nunca" ha hecho una película para alimentar su propio ego.

"Nunca miro mis películas por la relevancia o importancia que puedan tener sus premisas", explicó el cineasta estadounidense al ser preguntado sobre la división en su filmografía entre un cine serio y comprometido, al estilo de "La lista de Schindler", "Lincoln" o "El color púrpura", y sus trabajos más comerciales, fantasiosos u orientados hacia el público más infantil.

"Para mí lo importante es la satisfacción creativa de cada experiencia. Cómo responde el mundo no es de mi incumbencia. Puedo tener las mejores intenciones y que el mundo no me escuche. O sí. Pero sólo puedo controlar ciertas cosas", indicó el cineasta en una charla con un grupo reducido de medios.

"Hace mucho tiempo", explicó, "aprendí que no tengo control sobre el público, aunque se me atribuya el crédito inmerecido de que logro dar a la gente lo que quiere".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine