Lne.es »

El mal anda suelto por Gijón

El Circo de los Horrores representa hasta finales de julio su último espectáculo, "Cabaret maldito", plagado de demonios

28.06.2016 | 04:01
El mal anda suelto por Gijón

Payasos, travestidos, enanos, ventrílocuos, madames libertinas, demonios, diablas, góticos, transformistas y hasta el mismísimo Lucifer acampan en Gijón desde hoy y hasta el próximo 24 de julio. Una corte tenebrosa que, no obstante, tiene la misión de hacer las delicias del público. Será en el espectáculo "Cabaret maldito", la última producción del Circo de los Horrores, con la que se cierra una espeluznante trilogía, completada por el "Manicomio", que también pasó por la ciudad con notable éxito de público.

El espectáculo arranca hoy, con pases semanales hasta finales del mes que viene y la intención de seguir cosechando éxitos con su montaje de luz, sonido, circo, miedo y hasta humor. Porque el "Cabaret maldito" se define como "un lugar donde no existen las reglas, sin prohibiciones ni tabúes, donde los instintos más básicos de los seres humanos se darán rienda suelta. Es el cabaret de los sentidos, donde los deseos más negros y profundos emergen de forma natural y sencilla desinhibidamente".

Una inquietante carta de presentación para una puesta en escena en la que se recrea una vieja y decrépita catedral gótica transformada en un cabaret, el hogar del terrible Lucifer, devorador de almas, por la que pasan todo tipo de criaturas maléficas para asustar al espectador, integrado en el espectáculo en medio de bacanales y aquelarres poblados de presencias infernales.

El montaje sigue la línea de sus predecesores, con números de técnica circense, acrobacias aéreas desde la cúpula y un complejo juego de luces y sombras para hacer del recinto un espacio inquietante.

Los trabajos del Circo de los Horrores han cosechado importantes éxitos allá por donde han pasado. Gijón recibió hace tres años el "Manicomio", un espectáculo que ya había visitado la ciudad el año anterior con su repertorio de tenebrosos habitantes.

En esta ocasión todo el mal se despliega en la carpa instalada en el parque de los Hermanos Castro, con pases diarios esta semana y los jueves, viernes, sábados y domingos. Los tres últimos días de cada semana se ofrecerán dos pases, y las entradas se pueden adquirir por internet o en taquilla, con precios a partir de los 15 euros. Para morir de pavor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine