30 de junio de 2016
30.06.2016

Rule Hispania: Asturias se refuerza en Londres

Uno de los restaurantes españoles de referencia en Inglaterra enfoca el futuro con optimismo: "El 'Brexit' no nos amilana"

30.06.2016 | 03:50
Marcos Morán, Javier Fernández Hidalgo y Pedro Morán, ayer, en la cocina de Casa Gerardo.

"El Brexit no nos amilana", dice Javier Fernández Hidalgo, ovetense, director de Hispania, uno de los grandes restaurantes de comida española en Londres. "No sabemos cómo se va a arreglar esto" -comenta- "pero tiene que haber alguna manera de solucionarlo". Las preocupaciones en el concurrido restaurante de Lombard Street, en la City, tienen que ver con los problemas que la salida del Reino Unido de Europa le pueden acarrear en el futuro a los trabajadores españoles del establecimiento, en un supuesto decrecimiento del área financiera y en los vaivenes que pueda sufrir la libra.

Hispania, no siendo el único de Londres, es el restaurante que aúna en estos momentos la mejor exposición de producto y cocina de nuestro país en Gran Bretaña. Tiene un público fiel que adora sus platos, con un predominio asturiano ya que de hecho la línea culinaria está dirigida por Marcos Morán, uno de los chefs de esta región con mayor proyección internacional. El Principado no se preocupa demasiado de promocionar o incentivar ese nivel exponencial de la asturianía en Inglaterra, pero ellos no se quejan. Incluso cuando otras comunidades autónomas acuden para promocionar los productos ibéricos que el restaurante convierte en atracción gastronómica, Hispania permanece firme sin implorar reconocimiento patrio. Es la medida de ser asturiano, luchar con las inclemencias, y asumir la falta de reconocimiento por parte de los tuyos cuando estás librando la batalla en el exterior. Es la suerte, en cualquier caso, de contar con un tipo tan entusiasta, inteligente y emprendedor como Javier Fernández Hidalgo al frente de la nave.

España no tuvo un pasado demasiado recomendable en cuanto a restauración londinense en los últimos lustros. Acordarse de Casa Martínez, en Regent Street, es tener cierta memoria para poder admitirlo. Sin embargo, en la actualidad, Londres es la ciudad del mundo, dejando a un lado como es obvio a las nacionales, con mejores restaurantes españoles. Los ingleses aprecian unos calamares fritos como es debido, nuestras anchoas, las croquetas, el jamón, etcétera. Lo único que los ingleses no acaban de encajar son los garbanzos con espinacas y bacalao. Hispania, contra viento y marea, los mantiene porque sus responsables sostienen que la carta debe asumir una oferta en la carta lo suficientemente amplia de lo que España significa desde el punto de vista de la cocina.

Una de las mejores pruebas del orgullo nacional sigue siendo que muchos de los clientes que acuden por primera vez al restaurante de la City que dirige Javier Fernández Hidalgo vienen acompañados de un español. "En ese sentido, somos muy prescriptores", comenta.

Fernández Hidalgo sostiene -Marcos Morán lo apoya- que no hay un público brexiter en el restaurante. "La City votó en un noventa por ciento la permanencia. El resultado nadie lo esperaba. Londres es Europa". Como es natural se trata de comensales con poder adquisitivo, de la banca, de los negocios, y turistas que pueden pagarse una comida en el bello establecimiento de dos pisos decorado por el diseñador Lorenzo Castillo. Además, no son pocos los que coinciden en que es el restaurante más bonito y acogedor de Londres. Pero si en la comida obra el beneplácito de los comensales, no lo es menos en la atención. Por eso, el director del establecimiento no quiere prescindir del servicio español que llevó a Bruce Anderson, crítico de "The Spectator", el influyente semanario londinense, a escribir que los empleados sólo se conducen de manera inmoderada al transmitir su entusiasmo por la cocina a los clientes con el fin de animarlos a que disfruten de ella.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine