28 de agosto de 2016
28.08.2016

"Sandman", la proteína que controla el misterio del sueño

Una investigación en moscas de la fruta, por sus similitudes con el ser humano, desvela el mecanismo que "apaga" el cerebro

28.08.2016 | 03:20

Nadie sabe a ciencia cierta el motivo por el cual los seres humanos necesitan dormir varias horas al día, pero un neurocientífico portugués ha descubierto la proteína responsable del mecanismo que regula el sueño.

El luso Diogo Pimentel, que forma parte de un equipo de científicos de la Universidad de Oxford, es uno de los principales autores del trabajo publicado en la revista "Nature", resultado de una investigación realizada con moscas de la fruta.

El equipo del laboratorio liderado por el austriaco Gero Miesenböck ha desvelado el mecanismo que apaga las neuronas que controlan el sueño de las moscas de la fruta y, de esa forma, ahora es capaz de conseguir que se despierten.

"Las neuronas tienden a alternar entre un estado en el que están activas y otro en el que están completamente activas, fue lo que nos llevó a formar la hipótesis de que ése es el mecanismo por el cual se regula el sueño", explicó Pimentel.

Lo que inactiva a las neuronas es la dopamina, que inicia un proceso que depende de una proteína llamada "Sandman" -o "João Pestana" en portugués-, que normalmente no está presente en la membrana de las neuronas durante el sueño.

El nombre de esta proteína parece contradictorio, ya que "João Pestana" es un personaje mítico del sueño en Portugal que aparece frecuentemente en nanas y rimas infantiles.

Cuando alguien se está quedando dormido, los ojos se cierran, las pestañas ("pestana" en portugués) se juntan y se dice que llega "João Pestana".

Sin embargo, con la introducción de esta proteína la mosca se mantiene despierta durante un periodo de tiempo prolongado, una conclusión que el científico alcanzó tras observar cerca de 24 neuronas en el cerebro de este insecto. El descubrimiento fue realizado a través de las moscas de la fruta por las muchas similitudes que tiene con el ser humano. Necesitan dormir durante el mismo periodo de tiempo, preferentemente por la noche, y hasta realizan siestas durante la tarde, aunque éstos no son los únicos motivos por los que fueron escogidas.

"Muchos mecanismos reguladores del sueño ya habían sido inicialmente identificados en moscas y tenían semejanzas bastante grandes con el sistema de los humanos. La gran ventaja de las moscas es que el sistema nervioso es un poco más simple, es más fácil de comprender y de manipular", razonó Pimentel.

Ahora que han descubierto cómo el cerebro se "apaga" para dormir, el equipo en el que trabaja Pimentel quiere comprender el proceso inverso.

"Queremos entender el estado inverso, cómo estas neuronas se vuelven a encender para impedir el sueño y cuáles son las señales que vienen de otras regiones del cerebro para volver a despertar las neuronas", dijo el investigador.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine