24 de septiembre de 2016
24.09.2016

Investigar ridiculeces tiene premio

Los IG Nobel galardonan diez estudios científicos "sin sentido" para parodiar a los premios homónimos

24.09.2016 | 04:37

Los premios Nobel dan la risa, al menos, la parodia que hace la revista de humor científico "Annals of Improbable Research", que condecora las investigaciones más absurdas bajo el nombre de "IG Nobel".

Ya lo dice el refrán: la cabra tira al monte y en sabiduría popular los ingleses van sobrados. Charles Foster fue galardonado con el Premio de Biología por vivir en la naturaleza y su compatriota Thomas Thwaites por inventar unas prótesis para andar como las cabras.

El premio de Reproducción también tiene tela. Y es que Ahmed Shafik estudió si la sexualidad de las ratas varía si se les ponen pantalones. En Química, el premio fue para Volkswagen, "por resolver el problema de las emisiones excesivas de contaminación del automóvil, produciendo automática y electromecánicamente menos emisiones cada vez que los vehículos son probados", según el fallo del jurado.

En los IG Nobel, evaluar las personalidades de las rocas, desde la perspectiva de ventas y marketing implica ganar el premio de Economía. El premio de Medicina fue por descubrir que si tiene una picazón en el lado izquierdo de su cuerpo puede aliviarlo mirándose en un espejo y rascándose la parte derecha (y viceversa). En la misma linea, el premio de Percepción se logró por estudiar si las cosas se ven diferentes cuando un observador se inclina y las ve entre las piernas.

Estudiar los placeres de la recogida de moscas también tiene premio, en este caso, el de Literatura, El premio de Psicología fue para los científicos que preguntaron a mil mentirosos con qué frecuencia mienten, y decidieron si creían en esas respuestas.

Por último, el premio de la Paz fue para el estudio "Acerca de la recepción y detección de las sandeces pseudoprofundas".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine