03 de octubre de 2016
03.10.2016
ÚLTIMA HORA
Los examinadores de tráfico desconvocan la huelga tras cinco meses de paros
Lne.es »

La llingua se vive a la carrera

"Si no se transmite de padres a hijos, el asturiano no se mantendrá vivo", dicen los participantes en la singular prueba deportiva familiar del "Día de la reciella"

03.10.2016 | 03:41
A la izquierda, Nacho Cases, con su hijo en brazos, posa con un guaje. A la derecha, pequeños participantes en la fiesta.

Lluna, con solo seis meses, disfrutó ayer de su primer "Día de la reciella" en el cuello de su padre, Rubén Llames. "Si no se transmite de padres a hijos la llingua no se mantendrá viva", resaltó el progenitor, antes de empezar la carrera familiar que congregó a más de 150 personas en el Muséu del Pueblu d'Asturies. Una jornada de difusión de la llingua asturiana que contó con talleres, fútbol infantil, juegos y música, y también con la participación del futbolista del Sporting Nacho Cases, que acudió junto a su hijo Nico al recinto situada a escasos metros de El Molinón. "Me gusta inculcarle la cultura asturiana y también que disfrute con la música y las actividades al aire libre", indicó el centrocampista rojiblanco.

Dolfo Blanco acudió junto a su mujer Raquel Prendes, sus hijos Anzu y Quila, y los abuelos de ésos, Xuan Miliu Prendes y Tere Fernández. "Llevamos viviendo los cuatro años y siempre repetimos porque el sitiu ye espectacular", resaltó Blanco. La actividad les sirve para que "exista un relevo generacional de los que somos falantes de asturiano", según resaltó, antes de concretar que "identificamos que en la fase escolar hay una pérdida del idioma a nivel patrimonial, del que lo aprende desde la cuna".

El plato fuerte fue el momento de la carrera de familias, en la que se repartieron más de 150 dorsales, pero el goteo de visitantes fue constante durante la jornada en el Muséu del Pueblu d'Asturies. Por la mañana hubo una exhibición de fútbol infantil del Ceares, a mediodía talleres y un cuentacuentos a cargo de la actriz Olga Cuervo, y por la tarde la actuación de la Banda Infantil de Gaites de Villaviciosa y el concierto de "Bestiariu".

Una jornada de ámbito familiar, con sabor muy asturiano, y en defensa de la llingua y su relevo generacional, con el objetivo de transmitirla de padres e hijos, en un entorno especial y con un ambiente festivo, y ayer, también deportivo, con la primera carrera familiar en el "Día de la reciella. "Lo de la carrera me ha parecido una idea excelente porque una de las maneras que tenemos los asturianos de socializar es con fiesta y sidra. Y hacer deporte también es otra manera de relacionarse y además en asturiano. Es una iniciativa ideal", apuntó Dolfo Blanco.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Lo último Lo más leído
Lo último Lo más leído
Enlaces recomendados: Premios Cine